Angelina Jolie, arropada por sus hijas Shiloh y Zahara en su encuentro con el Papa Francisco

La actriz ha proyectado su película 'Unbroken' en el Vaticano, donde ha saludado brevemente al pontífice

El talento de Angelina Jolie no tiene fronteras. Así lo está demostrando la actriz y directora con su película Unbroken, que está llevando a cada rincón del mundo. El último de sus destinos, el Vaticano, donde Angelina no sólo ha presentado el filme, sino que también ha protagonizado un breve encuentro con el Papa Francisco.

nullVER GALERÍA

Acompañada por dos de sus seis hijos, Shiloh y Zahara, la actriz aterrizaba el miércoles en el Aeropuerto de Ciampino, en Roma. Junto a sus hijos, Angelina recorrió las calles de la capital italiana aprovechando para visitar algunas tiendas de juguetes y souvenirs, que escogió cuidadosamente con la ayuda de Shiloh y Zahara.

Pero no se trataba de una visita turística; este jueves, Angelina tenía en su agenda una cita muy importante en la Ciudad del Vaticano. Nada menos que un encuentro con el Papa Francisco con proyección de su película Unbroken incluida.

angelina4-VER GALERÍA

L a actriz recibió la invitación de la Academia de Ciencias Políticas para mostrar su película en el Vaticano, y no dudó en acudir, junto a sus dos hijos, a la sede de la Academia, la Casina Pio IV, donde Unbroken se ha presentado ante una delegación de autoridades del Vaticano. Entre los asistentes también se encontraba Luke Zamperini, hijo de Louis Zamperini, el atleta olímpico y héroe de la Segunda Guerra Mundial que inspiró Unbroken.

El Papa Francisco no pudo asistir a la proyección de la cinta por tener otros compromisos, pero recibió justo a continuación a Angelina, quien, acompañada por sus dos hijos, se mostró encantada de encontrarse con una figura a la que admira. Vestida de riguroso negro tal y como manda el protocolo para las audiencias papales femeninas, la actriz protagonizó junto al pontífice este bonito apretón de manos que ya ha dado la vuelta al mundo.

nullVER GALERÍA

Como es tradición, Angelina no se fue del Vaticano con las manos vacías, sino que se llevó un rosario regalado por el Papa y el recuerdo de un día que no olvidará.

La actriz se ha mostrado muy agradecida por el encuentro, e incluso ha enviado a la revista US Weekly a través de la productora Universal Pictures un comunicado en el que expresa las sensaciones ante esta experiencia: “Ser invitada con mi película al Vaticano es un honor y un gran tributo a la historia que cuento en Unbroken”, asegura. “La historia del héroe Louis es un gran ejemplo de fuerza y perdón”.

Angelina no sólo es famosa por su más que exitosa carrera en el mundo del cine; también es de sobra conocida su altruista faceta filantrópica, desempeñando una importante labor humanitaria. Unbroken es su último trabajo, y en él narra la historia real de Louie Zamperini, un atleta olímpico en Berlín 1936 y héroe de la Segunda Guerra Mundial que pasó por incontables y crudas situaciones.

Más sobre

Regístrate para comentar