Angelina Jolie muestra de nuevo su lado más solidario en Irak, ajena a los rumores de crisis con Brad Pitt

La embajadora de Buena Voluntad de ACNUR viajó a Bagdad para ofrecer su apoyo a los miles de desplazados por la guerra

 

El que Angelina Jolie viaje a países en los que las condiciones de vida no son fáciles y la población sufre no es una novedad. La faceta humanitaria de la actriz se ha convertido ya en una de las partes más importantes de su vida, una labor a la que dedica gran parte de su tiempo y que ya forma parte de su carácter. Dejando a su familia en Los Ángeles y ajena a los rumores de crisis que una vez más planean sobre su unión con Brad Pitt, Angelina, en calidad de Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR, viajó a Irak para ofrecer su apoyo a los miles de desplazados por la guerra.

 

La intérprete estuvo en el suburbio de Chikook, al noroeste de la capital, donde se reunió con algunas de las familias que, a causa de la situación de conflicto que atraviesa el país, viven allí (hay más de 20.000 personas en dicho asentamiento, en su mayoría mujeres y niños). La ternura y cercanía de Angelina y su empatía con los más desfavorecidos quedó de nuevo de manifiesto mientras escuchaba los problemas a los que se enfrentan día a día. “Tienen razón en sentir que esto no es justo. Necesitáis ayuda no porque seáis pobres, sino porque sois el futuro de Irak” enfatizó la embajadora de ACNUR.

 


Con ropa cómoda y una gorra para protegerse del intenso sol de agosto, Angelina consoló a las familias, caminó por el desolado lugar en el que se extiende el asentamiento y observó algunas de las mejoras que está llevando a cabo la organización, como la rehabilitación del sistema que permitirá llevar agua potable a las viviendas y la limpieza del terreno. Los niños volvieron a centrar gran parte de su interés y por eso no dudó en conversar con los adolescentes que viven allí, algunos han tenido que abandonar la escuela, y acunar a un bebé que estaba enfermo.

Más sobre