La resaca post-Oscar de Penélope Cruz: '¡Lo miré esta mañana y vi que seguía ahí!'

La actriz española fue una de las invitadas al programa de Oprah Winfrey el día después de conseguir la preciada estauilla

Una noche como la de los Oscar está hecha para disfrutarla y más si te has convertido en una de las actrices que ha hecho historia. Penélope Cruz tenía ganas de bailar y brindar con sus amigos y lo hizo hasta, nada menos, que las cinco de la madrugada, como confesó al día siguiente. Tras apenas descansar unas horas, la intérprete se volvió a poner delante de una cámara para contarle a Oprah Winfrey qué se siente al ser la primera española en recoger la preciada estatuilla. Uno de los momentos más especiales para ella fue cuando subieron al escenario las cinco ganadoras anteriores, entre ellas Tilda Swinton, Goldie Hawn y Whoopi Goldberg, para presentar su categoría. Su corazón se aceleró y pensó que no podría subir tras ellas.

"Fue bonito ver a esas cinco actrices increíbles. Fue un momento muy especial y largo, y mi corazón iba cada vez más y más rápido… cuando abrieron el sobre y Tilda me miró… pensé realmente que me iba a desmayar. Me dije ‘no sé cómo me voy a subir allí si dice mi nombre’. Quieres ganar, pero al mismo tiempo te da miedo" explicó. También detalló el por qué de su discurso, que comenzó precisamente preguntando si alguien se había caído en una ocasión semejante. "¡Estaba realmente preocupada! Durante los últimos días, he estado viajando de Europa a América, en todos esos eventos pre-Oscar. Al mismo tiempo, estaba terminando una película -estaba muy estresada y con sobrecarga de trabajo. No me quejo, ha sido una gran aventura, pero algunas veces he pensado hoy será el día en que desmaye. Ayer me dije ‘debería haber sido antes, pero va a ocurrir ahora’, en este escenario".

Sin embargo no se desvaneció y, sin soltar la estatuilla, se fue a celebrarlo por todo lo alto (en la fiesta organizada por Vanity Fair) con su familia, por supuesto, y con las decenas de amigos actores que hacían cola para darle un abrazo y que se pintaron una "P" en la frente para mostrarle su apoyo. "La tuvieron allí durante diez horas". Asimilar la experiencia es lo que le parece más complicado aunque esa misma mañana comenzó a hacerlo cuando vio su premio con mayúsculas sobre su almohada, donde lo había dejado por la noche. "¡Lo miré y estaba allí! Va a llevarme unos días digerir todo esto" afirmó rotunda.

Decenas de felicitaciones
Lo cierto es que una experiencia así no se vive todos los días y tampoco ocurre a menudo que la Familia Real te envíe un telegrama para darte la enhorabuena. Y es que todo el país se ha volcado con ella y las palabras de aliento le han llegado desde todos los ámbitos. En el político se acumulan numerosos nombres en la lista: el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el Presidente del PP, Mariano Rajoy, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el Ministro de Cultura, César Antonio Molina, y el Alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, encantado con la mención que hizo la española del pueblo en la ceremonia, tanto, que anunció que la nombrará Hija Predilecta.

Aunque su novio Javier Bardem justificó mediante un comunicado (en el que alegaba compromisos con el rodaje de Biutiful) su ausencia, fue de los primeros en hablar con ella. "Por supuesto, pero no vamos a entrar en detalles. Javier, y este año yo. Eso me hace más ilusión. Los dos empezamos a la vez en Jamón, jamón, cuando yo tenía 16 años y él 21, ha sido una casualidad increíble" dijo durante la rueda de prensa posterior al premio. Una de sus grandes amigas Goya Toledo ha dicho: "Ha sido muy emocionante. Primero he gritado y después no he parado de llorar. No me lo podía perder. Las amigas están para eso". Pilar Bardem, la madre de Javier que vivió el año pasado la emoción junto a su hijo, sólo tiene halagos para su "nuera": "Su trabajo en el filme es uno de esos hitos interpretativos que trascenderá el paso de los años y las generaciones".

Los directores que han trabajado con ella tampoco han escatimado en buenas palabras. Pedro Almodóvar: "He llorado de alegría. Es el éxito de una actriz que se lanza de cabeza sin paracaídas"; Bigas Luna: "Estaba convencido de que la perla de Monegrillo (aludiendo a la película Jamón, jamón) triunfaría"; Fernando Colomo: "Ha llegado justo donde quería. Siempre confió en ella. Triunfar en Hollywood no era nada fácil"; Isabel Coixet: "Se lo merece. No es fácil convencer a la Academia. En Hollywood la quieren mucho".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más