Cita en Madrid para convertirse en la novia por un día de Patrick Dempsey

La Gran Vía madrileña se convirtió en una pasarela nupcial de famosas vestidas de blanco en el estreno en Madrid de la nueva película del atractivo actor

Anoche el cine Capitol de la Gran Vía madrileña acogió el estreno de La boda de mi novia, la última y divertida comedia del doctor más atractivo de la televisión, Patrick Dempsey. La única premisa era ir vestido de blanco. Ataviadas con tules, sedas, encajes, transparencias y ramos de novia desfilaron las célebres invitadas que suspiraban por convertirse por una noche en la novia de Patrick Dempsey. Una divertida norma que hizo que más de una eligiera peculiares atuendos para sorprender y causar sensación.

Las estrellas de la televisión Miriam Díaz Aroca, Arancha de Benito, Verónica Mengod, Silvia Jato y Alicia Senovilla, así como la cantante Edurne y la actriz Isabel Aboy no faltaron a la cita con Dempsey. Muchas fueron las candiatas, pero finalmente sólo había una posible, Michelle Monaghan, con la que comparte reparto en la película. La boda de mi novia narra las peripecias de un atractivo hombre que tiene alergia al compromiso, pero que cuando ve que su mejor amiga va a casarse hace todo lo posible porque esta crea que él es el hombre de su vida.

A diferencia de la ficción, Patrick Dempsey es un hombre felizmente casado con Jillian Fink, una maquilladora de prestigio con quien tiene tres hijos, -Tallula, de seis años, y los mellizos, Darby Galen y Sullivan Patrick, de un año- y su máxima prioridad no es su trabajo sino su familia. De hecho en más de una ocasión ha confesado que su sueño es ganar dinero para comprarse una rancho enorme y vivir con su mujer e hijos alejado del mundo de la interpretación.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más