Angelina Jolie junto a sus dos bellas princesitas Shiloh y Zahara en Mónaco

Madre e hijas disfrutaron de un día de compras en la ciudad del Principado, mientras cada día cobran más fuerza los rumores de que la actriz espera gemelas

Angelina Jolie, casi en su octavo mes de embarazo, salió junto a sus hijas de compras por Mónaco el Día de la Madre en Estados Unidos. Shiloh, a punto de cumplir dos años -el próximo 27 de mayo-, y Zahara, de tres, dieron un paseo por las calles del Principado.

Un día para las chicas
Como era un día sólo para las chicas, disfrutaron de uno de los hobbies favoritos de las mujeres: ir de compras. Angelina, vestida de negro, al igual que sus hijas Shiloh y Zahara, que estaban adorables con dos vestiditos del mismo color, visitaron una serie de tiendas, en las que compraron varias camisas del Formula 1, tal vez para Maddox y Pax, y diferentes juguetes. Shiloh llamó la atención por su pelo rubio y su parecido con Brad Pitt, aunque ciertamente ha heredado los labios de su mamá, mientras que Zahara, muy graciosa con el pelo suelto "a lo afro" y de la mano de Angelina hacía de las suyas. A medida que pasan los días y se acerca la fecha del alumbramiento han comenzado a cobrar más fuerza los rumores de que la actriz está esperando gemelos. La revista Star Magazine incluso se atreve a asegurar que la actriz espera dos niñas, una información que solamente podremos comprobar una vez hayan nacido.

Los chicos, de paseo en helicóptero
Mientras las chicas recorrían las tiendas de la ciudad, Brad Pitt junto a Maddox, de seis años, y Pax, de cuatro, dio un paseo en helicóptero. El viento que corría en el helipuerto de Mónaco dejó al descubierto su nuevo tatuaje, unas líneas que quizá podrían haber sido pintadas por sus hijos, pero que se asemejan al mapa de los diques de Nueva Orleans, que no lograron soportar el paso del huracán Katrina en 2005. A raíz de este desastre, Angelina y Brad se implicaron mucho en la reconstrucción y promovieron la construcción de casas ecológicas en la zona devastada por la catástrofe. Fue entonces cuando, cautivados por esta pintoresca ciudad, adquirieron una mansión en el barrio francés. A esta casa de Nueva Orleans, le suman la de Camboya y Los Ángeles, y además desean comprarse una nueva residencia en el sur de Francia. A la espera de encontrar la casa de sus sueños en la Costa Azul, la pareja se ha instalado en una villa cerca del mar en St Jean Cap Ferrat, y propiedad del multimillonario Paul Allen, cofundador con Bill Gates de la empresa Microsoft.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más