Tony Parker organiza una gran fiesta sorpresa a Eva Longoria por su cumpleaños

El jugador de baloncesto fue el que planeó toda la velada que incluyó juegos, sorpresas y una exquisita cena en un castillo de la ciudad de San Antonio

Eva Longoria celebró el pasado 15 de marzo su 33º cumpleaños. La actriz preparó una fiesta el día anterior en su nuevo y recién inaugurado restaurante Beso de Los Ángeles y vivió una agradable velada rodeada de amigos pero sin su marido, Tony Parker, que no había podido viajar hasta California para reunirse con ella. Aunque se hizo esperar, el regalo del jugador de baloncesto llegó unos días más tarde y pilló por sorpresa a la protagonista de Mujeres Desesperadas.

Eva Longoria cogió un vuelo el pasado domingo para volver a su casa en San Antonio, Texas, donde reside la pareja, sin saber lo que le esperaba. Tony Parker había preparado una fiesta sorpresa. "Él solo, sin ayuda de nadie, lo preparó todo y fue una gran sorpresa", asegura uno de los asistentes a la revista americana People. Longoria fue recibida en el aeropuerto por un grupo de actores, que habían viajado desde Los Ángeles, y estaban disfrazados de personajes de su juego de mesa preferido, el Cluedo. La ausencia de Tony Parker y la presencia de un hombre disfrazado de coyote, la mascota del equipo de Parker, llamaron la atención de la artista.

Cena en un lujoso castillo de la ciudad
La actriz fue escoltada hasta un hotel de la ciudad, donde fue recibida por algunos de sus amigos, incluyendo a su compañera de profesión Lake Bell, que había viajado hasta Texas sólo para la celebración. Todo el grupo se trasladó hasta un asador y allí comenzó el juego. Eva Longoria tuvo que responder a varias preguntas relacionadas con su marido tales como qué película vieron juntos por primera vez -La búsqueda- o cuál era el color preferido del jugador de baloncesto -el rojo-. Las acertó todas. Entonces, el hombre-mascota quiso felicitar a la actriz y, cuando se acercó a ella se quitó la careta y todos vieron que era Tony. "Había estado todo el día con el disfraz puesto, parecía que estaba muerto de calor... parecía que estaba muy enamorado de su mujer", comentó uno de los invitados.

Pero la fiesta prosiguió. Tony Parker había reservado sitio en el lujoso castillo de San Antonio Terrel donde los invitados degustaron una exquisita cena, que finalizó con el postre preferido de la pareja: una tarta con cobertura de chocolate elaborada por la madre de la actriz. Para completar la velada, los invitados jugaron una partida viviente de Cluedo.

No hay crisis a la vista
Los rumores sobre la inestabilidad del matrimonio entre Eva Longoria y Tony Parker volvieron a dispararse al saberse que la actriz no había celebrado su aniversario con su marido. Esto unido a que se habían publicado unas fotogrfías en que ella aparecía sin el tatuaje que se hizo con la fecha de su enlace, llevó a toda la prensa a pensar en lo peor. No obstante, su representante, Liza Anderson, salió al paso y lo desmintió. "Estaba rodando cuando se tomaron las fotografías. Todos los actores tapan sus tatuajes con maquillaje durante los rodajes", dijo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más