Semanas antes de ser padres, Salma Hayek y Henri Pinault se compran una mansión en Bel Air

La actriz mexicana y el magnate francés han adquirido esta fabulosa residencia en el barrio californiano, cuyo dueño era el actor Kelsey Grammer

El nuevo hogar de Salma Hayek y Francois-Henri Pinault es una extraordinaria mansión en Bel Air, California, valorada en 20 millones de dólares. La actriz y su prometido acaban de comprar esta maravillosa residencia, cuyo dueño era el actor Kelsey Grammer, popularmente conocido por su interpretación durante dos décadas del psiquiatra Frasier Crane en las series de televisión Cheers y Frasier.

La casa, que cuenta con cinco habitaciones, fue construida en 1930 y tiene unas vistas espectaculares. Hayek y Pinault se trasladarán a este exclusivo barrio, donde tendrán como vecinos a los oscarizados Renée Zellweger y Jack Nicholson, entre otros. "Nosotros adoramos la casa y estamos encantados que la haya comprado Salma", asegura el propietario. La actriz y productora mexicana dará a luz en el mes de julio y será en esta espectacular mansión en la que pase largas temporadas junto a su prometido y su hija, que a diferencia de lo que muchos habían comentado, el bebé que espera Hayek es una niña tal y como ha confirmado el padre de la actriz, y no gemelos, como algunos medios habían apuntado.

Y mientras se habla de su aumento de peso, Salma Hayek se ha propuesto que en cuanto dé a luz recuperar rápidamente su figura. Se comenta que la artista ya ha inscrito en el gimnasio Burn 60 en Los Ángeles, siguiendo el ejemplo de su amiga Brooke Shields, que cuando estaba embarazada de su segunda hija también frecuentaba este gimnasio. "Salma es como otras mamás que quieren sentirse y verse bien durante el embarazo", comentó una de las entrenadoras.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más