Tres años de amor y muchos meses de pesadilla. Así ha concluido el matrimonio entre Charlie Sheen, de cuarenta años, y Denise Richards, de treinta y cinco. Un tribunal de Los Ángeles, tras las acusaciones de malos tratos vertidas por Denise Richards contra el hijo de Martin Sheen, ha dictado una orden de alejamiento al actor, quien deberá permanecer, a partir de ahora, a más de noventa metros de distancia de Denise y de sus dos hijas, Sam (de dos años), y la pequeña Lola, de diez meses; excepto una vez a la semana, día en el que el juez ha dictaminado que el actor puede visitar, con supervisión, a sus hijas.

Una historia de amor rota
La pareja, una de las más atractivas del universo Hollywood, se conoció en 2000, mientras rodaban una película independiente, "Good Advice". En 2003, volvieron a compartir minutos de cámara en la taquillera Scary Movie 3. Pero el miedo, según las diecisiete páginas que ocupa la declaración jurada de Denise Richards, lo vivió en vivo y en directo la actriz en su hogar. Según alega Denise Richards, su entonces marido la amenazó en repetidas ocasiones, hasta que pidió el divorcio en diciembre de 2005. Por su parte, Charlie Sheen (en la imagen, el día que se hizo pública la orden de alejamiento) niega las acusaciones y afirma que todas las palabras de su ex mujer no son sino parte de "una campaña de desprestigio".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más