Matthew McConaughey: 'Ahora hablo más español, puedo bromear en este idioma'

—¿Pero podría mudarse y vivir en Europa?
No lo sé. Soy uno de los tipos más adaptables que conozco. En cuanto a viajar, es lo que más me gusta en la vida. A cada lugar que voy intento quedarme el tiempo suficiente para al menos imaginarme si podría vivir allí. Y cuando imagino que es un lugar que me conviene, vuelvo a casa.
—¿Cómo se siente con el hecho de haber sido elegido el hombre más «sexy » del mundo en dos mil cinco?
(Risas).Muy bien. Me gusta.
—¿Qué es para usted ser «sexy»?
Tener sentido del humor. Respetarte a ti mismo, respetar a los demás, centrarte en algo que sabes hacer. Ser consciente de lo que sabes y de lo que no. Tienes que tener ritmo, tienes que tener alma para ser «sexy», es más que una instantánea. En una mujer, me resulta «sexy» que tenga gracia, y lo puedes ver por cómo se mueve o el ritmo que tiene.
—En otras ocasiones ha dicho que es romántico.
Sigo siendo romántico. Simplemente, soy más práctico. Más realista, en el sentido de que soy …, soy un hombre independiente. Trabajo. He hecho cosas, he creado cosas. La mujer con la que estoy o cualquier mujer con la que esté será probablemente una mujer independiente. No puedes tirar esas cosas que has hecho por tu cuenta y decir: «Soy cien por cien tuyo. Voy a dejar lo que he sido hasta ahora».
—¿Está sincronizando con la Naturaleza?
Estoy muy unido a ella. Me esfuerzo por estar cerca, y por eso me gusta hacer viajes a Africa o salir al aire libre.
—En la televisión se ha visto cómo cocinaba usted en su barbacoa cuando viajaba con su caravana. ¿Le gusta a Penélope o prefiere los hoteles?
A mí también me encantan los hoteles. Mi caravana es una miniversión de lo que yo estaba buscando; no es como dormir en un árbol, pero … Tiene agua corriente si tengo un sitio para conectarla, y una estufa donde se puede cocinar o hacer fuego, así que tiene todo lo que necesitas; y es muy relajante y lujosa, porque si quieres una nueva vista a un nuevo río o a un nuevo océano, puedes conseguirla. Es genial.
—¿Qué le enseña a ella en los viajes en caravana?
Le he enseñado dónde conseguir el bistec más sabroso del mundo: en mi parrilla.
—Creí que era vegetariano …
Ya no.
—¿La gente le deja en paz cuando está viajando? ¿No le agobian?
No. Los viajeros que se desplazan en caravana no son así. Son personas a las que les gusta su independencia. Y hay una especie de código: si la puerta está abierta, puedes venir; pero si está cerrada, quiero mi privacidad. Me reúno con ellos y algunos me reconocen y otros no; hablamos de dónde hemos estado, adónde hemos viajado o adónde vamos.
—Está haciendo otra película con Penélope, ¿verdad?
Sí, porque es una historia realmente estupenda. Ella es perfecta para el papel. Se titula «The Loop». Penélope ve lo mágico de las cosas, y la protagonista de esta historia es como una romántica errante que parece no poder pararse nunca. Penélope tiene a una gitana en ella, y como actriz puede hacer eso bien.
—¿Se ha acostumbrado alguna vez a verse en la pantalla?
Me gusta más hacer películas que verlas, porque nunca quiero que el proceso termine, y si las estoy viendo, parece como si estuviera encasillado. Y cuando veo por primera vez mis películas llega a ser maravillosamente agotador, porque ves una escena que dura un minuto, pero en mi mente vuelvo a los cuatro días que tardamos para conseguir ese minuto.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más