Oscar 2006: una edición marcada por la elegancia de las estrellas

Ciento cincuenta metros de alfombra roja. La más famosa del mundo. Y por ella las estrellas pasean en un desfile sin igual que tiene más repercusión que cualquiera de las pasarelas de moda especializadas. Diseñadores y joyeros pugnan porque sus creaciones se luzcan la noche de los Oscar y muchas de las actrices no se deciden por el modelo que van a lucir casi hasta el último momento. En la gran gala del cine nada se deja al azar. La puesta en escena de los premios más importantes de la industria del séptimo arte se prepara con meses de antelación, y todos se afanan por impactar en una noche en la que millones de espectadores de todo el mundo tienen vuelta su mirada a Los Ángeles.

Frente al clásico y siempre socorrido y elegante negro, el color y los vestidos de líneas muy femeninas fueron los protagonistas. Charlize Theron, nominada por North Country se esfuerza frente a las cámaras por no aparecer en su esplendor, pero no puede evitar que todos se den la vuelta cuando aparece. Llegó a la ceremonia acompañada por su madre, Gerda, que también estuvo con ella hace dos años cuando logró la estatuilla por Monster, enfundada en una creación en tonos verdes de John Galliano para Dior con un gran lazo en el hombro. De verde también, aunque más llamativo fue el modelo elegido por Jennifer López, en una muestra de continuo amor con su marido, Marc Anthony, que se decantó por un 'vintage' de Rita Watnick y Lily et Cie muy espectacular en movimiento.

Azul eléctrico, fueron los vestidos de Jada Pinkett, mujer de Will Smith, firmado por Roberto Cavalli y el de Salma Hayek, a quien este año no acompañó Penélope Cruz (el pasado presentaron uno de los Oscar juntas)y que eligió un diseño de Versace. Sandra Bullock también optó por el azul, pero mucho más oscuro en un diseño de Ángel Sánchez, Michelle Williams eligió el amarillo y con drapeado frontal de Vera Wang, una creadora que también vistió a la bellísima Keira Knightley, quien complementó su modelo con un espectacular collar. La actriz, de veinte años, que vive un romance con Rupert Friend, su compañero de reparto en Orgullo y prejuicio prefirió pasear sola por la alfombra roja. Como también lo hizo Jennifer Aniston, con una creación negra de Rochas y joyas de Bulgari, que prefirió no aparecer con Vince Vaughn (los rumores apuntan a que podrían haber roto su relación).

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más