Lauren Bacall, la dama de Hollywood, rinde un cálido homenaje al cine negro

Su voz penetrante, íntima, llena de matices y misterios, envolvió el escenario del Kodak Theatre. Lauren Bacall, nacida en Nueva York en 1924, y con una juvenil presencia que hace olvidar sus más de ochenta años. Lauren Bacall está ahora... y estuvo en los inteligentes años cuarenta, cuando el cine negro comenzó a aparecer, fruto de la inteligencia de hombres y mujeres que se dedicaron a crear nuevos guiones (entre ellos, el novelista Dashiel Hammet).

De entre todos los actores de cine negro, Humphrey Bogart, casado con Lauren Bacall de 1945 hasta su muerte en 1957. Así es que en la 78ª edición de los Oscar, Lauren Bacall rinde un más que merecido homenaje, y con él a su marido Humphrey Bogart, el inolvidable detective Sam Spade en películas como El halcón maltés. Esta mujer luchadora, que ha trabajado últimamente con Nicole Kidman en la fantástica película Dogville, está determinada a no parar de trabajar "mientras mi salud me lo permita". Y parece que su salud es de hierro, como de hierro eran muchos de los personajes de aquel cine negro que en esta gala ha recordado con cariño.

Esta actriz valiente (que perteneció a la llamada Rat Pack, un grupo de actores que siempre levantaron la polémica en Hollywood) no dudó en declaraciones recientes en dar un toque de atención a las nuevas generaciones de actores que, sin embargo, la mantienen como un icono que sigue en pie, predicando con el ejemplo de su soberbia presencia: "Vivimos en tiempos mediocres. Las estrellas de hoy no tienen la misma valía que Bogie, James Cagney, Spencer Tracy, Henry Fonda y Jimmy Stewart". Y todos ellos fueron tentados por el cine negro.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más