Cuando la escéptica Claudette Colbert se enteró de que le habían dado un Oscar por Sucedió una noche, estaba tomando un tren. Amigos suyos convencieron al conductor para que retrasase la salida del convoy durante 90 minutos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más