Un fallo técnico en el avión de Gwyneth Paltrow, le impide llegar a Venecia

Estaba previsto que aterrizara el domingo en la ciudad de los canales para acompañar el estreno de Proof, donde interpreta a una joven que ha perdido a su padre matemático, pero no pudo ser. Gwyneth Paltrow se disculpó ayer lunes vía telefónica con los organizadores de la Mostra, aunque su ausencia era ajena a su voluntad, un fallo técnico en el avión en que viajaba obligó al aparato a regresar a Nueva York una hora después del despegue. "Lamento mucho no poder estar hoy con ustedes. Ayer pasé un día horrendo: tomé el avión en Nueva York pero después de una hora tuvimos que volver por un desperfecto técnico".

No hubo tiempo para coger otro vuelo, y tampoco demasiadas ganas:"En este momento"- confesó la actriz desde su teléfono móvil- " vence mi papel de madre, quiero gozar de mi maternidad. Después del nacimiento de mi hija me he enamorado de ella y renuncié a trabajar hasta que no cumplió diez meses porque no me sentía capaz de dejarla sola diez veces al día. Todavía hoy antepongo lo privado, disfruto de mi familia, y escojo sólo las películas que de verdad supongan un desafío para mí. Me resulta mucho más difícil hacer lo que hacía antes, salir improvisadamente parar hacer una película y no volver a mi casa durante varios meses.

La actriz, que recientemente rodó su primer cortometraje como directora, Deal Breaker contó además que desde los primeros ensayos para Proof hasta el rodaje propiamente dicho le pasaron muchas cosas: "Mi vida cambió mucho. Mi padre murió, me quedé embarazada y en las últimas escenas creo que hasta se nota".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más