Penélope Cruz ha vuelto a Madrid para rodar bajo las órdenes de su buen amigo Pedro, el cineasta manchego que le dio fama internacional. Y es que no hay mejor pasaporte para una estrella que haber sido chica Almodóvar. Y Penélope Cruz lo ha sido, sin contar este último proyecto, el rodaje de Volver, en otras dos ocasiones, con Carne Trémula y Todo sobre mi madre.

El silencio por respuesta
Como ya había anunciado durante la promoción de Sahara, Penélope Cruz tenía en su agenda, bien apuntado, el compromiso adquirido con Pedro Almodóvar para este verano. Pero, como no podía ser menos, antes del trabajo, el reencuentro con las buenas cosas de su ciudad natal, Madrid. Y la actriz disfrutó de una bonita velada junto a Pedro Almodóvar. Aunque quisieron pasar desapercibidos, no pudieron evitar las preguntas de los periodistas que querían conocer la opinión de Penélope acerca de las informaciones aparecidas últimamente sobre la relación entre su ex novio, Tom Cruise, y la actriz katie Holmes. El silencio fue la única respuesta que lograron arrancarle a Penélope quien, por cierto, estaba bellísima con un veraniego vestido blanco de tirantes.

Verano en España, residencia en Hollywood
Mientras su relación con Matthew McConaughey parece marchar viento en popa, la actriz ha dado un paso más para fijar su residencia, al menos temporalmente, en Hollywood. Según diversos medios, la actriz podría haber adquirido, poco antes de llegar a España, una residencia en el área noreste de Hollywood, valorada en tres millones y medio de dólares. La residencia, con aire asiático, cuenta con una superficie de mil metros cuadrados.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más