Si Penélope Cruz hace ya tiempo que se recuperó de su ruptura con el actor estadounidense y pronto halló reemplazo en su corazón, Tom Cruise, al parecer, también ha encontrado (o reencontrado)en la explosiva Sofía Vergara con quien retomar sus días y sus noches. Y es que hace dos años ya se especuló con la existencia de un supuesto "affaire" entre Cruise y la colombiana. Aquellos rumores desataron las iras de Penélope Cruz, por entonces aún novia del actor. Ante tales insinuaciones, Cruise negó la mayor y amenazó con demandar a quien se atreviera a decir lo contrario, publicando incluso una carta en la prensa española e internacional exigiendo respeto.

"Tom se recupera de su ruptura con Penélope"
Ahora, dos años después, y libre de compromisos, el protagonista de Collateral comienza lo que podría ser algo más que una amistad con la exuberante intérprete de películas como El planeta de los simios o Big Trouble. La pareja fue vista recientemente después de compartir una romántica cena en Los Angeles, y después,ya de madrugada, en Jerry ’s Deli,un local de Ventura Boulevard en Studio City, que abrió exlusivamente para acoger a tan ilustres clientes. Más tarde, el chófer del actor llevó a la pareja al apartamento de la actriz, donde se despidieron.

Con todo, parece que las morenas de raza, las latinas de rompe y rasga y de curvas de vértigo son la debilidad de Tom Cruise, y la excepción a la regla sería Nicole Kidman, la antítesis de sus predecesoras en el corazón del actor.

Desde su ruptura con Penélope Cruz, el actor ha vivido volcado en su trabajo y en sus hijos, Isabella, de doce años, y Connor, de nueve, sin que se le haya atribuido ninguna relación.

Sofía, por su parte, a sus treinta y dos años es madre de un niño de nueve, Manolo, y se la ha relacionado con Enrique Iglesias y Luis Miguel. De su Barranquilla natal va camino de culminar una carrera fulgurante, en la que alterna pases de modelo, programas de televisión y saltos esporádicos a la gran pantalla, además de ocupar un sinfín de páginas web, y ahora también, presumiblemente, los sueños de Tom Cruise. ¿Quién da más?

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más