En una entrevista realizada en su mansión de Brentwood para el programa estadounidense "60 minutos", el actor Jim Carrey ha reconocido que durante una época de su vida tomó Prozac (un potente antidepresivo) que sin embargo no logró mejorar su estado de ánimo.

"Tenía que dejarlo en cierto momento, porque comprendí que... simplemente todo está bien", dijo el protagonista de La máscara al reportero Steve Kroft durante la grabación, que se emitirá el próximo domingo (aunque una parte de la entrevista fue difundida por la cadenaKCBS-TV). "Hay crestas y valles, pero todos todo se puede suavizar y aplanar... Se siente un poco de desesperación cuando uno no consigue ninguna respuesta, pero se puede vivir correctamente y sonreír en la oficina", y añadió que hoy en día vive feliz libre de pastillas café y alcohol. "Yo raramente bebo café. Yo soy muy estricto sobre no tomar nada de alcohol y ninguna droga. La vida es demasiado bonita".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más