La romántica boda de Gena Lee Nolin, la conocida protagonista de Los vigilantes de la playa

Spencer y Cale son como dos gotas de agua. Les encanta jugar juntos, hacerse mimos, hacer los deberes, y ahora que Spencer tiene siete años, está aprendiendo a jugar al hockey; es estupendo. Spencer es lo bastante mayor como para saber que Cale es su padrastro. Le parece fantástico tener dos padres, aunque Cale nunca intentaría ocupar el lugar de Greg.

—Creo que Cale nunca había estado casado...
En efecto, pero tiene una hija, Caia, de dos años y medio, nacida de una relación anterior. Ahora mismo ella vive en Vancouver, pero a partir del fin de semana próximo empezaremos a verla a menudo, y los dos estamos muy emocionados.

La propuesta de matrimonio
—¿Cómo te pidió Cale que te casaras con él?
Me lo pidió en mayo. En realidad, es una historia muy divertida, porque quería hacerlo mientras estábamos de vacaciones en Hawai. ¡Pero encargó un anillo en Nueva York y no estuvo listo a tiempo! Cale intentó que se lo enviaran al hotel de Hawai, pero los joyeros no lo tenían y le dijeron: ‘Debes de estar loco’. Así que tuvimos que esperar.

—¿Fue una sorpresa para ti?
En aquel momento yo no sabía nada, pero obviamente ya habíamos hablado de matrimonio anteriormente. Así que regresamos a casa, en Scottsdale, Arizona, y lo guardó en la caja fuerte. Fue una buena idea, porque yo nunca entro allí. De modo que, una semana después de volver, de repente dije: ‘Tengo que coger una cosa de la caja fuerte’ y él respondió: ‘¡No, no lo hagas!’, pero yo fui de todos modos. Me pareció que se comportaba un poco raro y salió corriendo detrás de mí. Cuando llegué a la caja fuerte le pregunté: ‘¿Qué es esto?’ y me di la vuelta. Allí estaba él, de rodillas, y me dijo: ‘¿Quieres casarte conmigo?’.

—Fue todo muy romántico...
Sí, fue increíblemente romántico y Spencer también estaba allí, así que todavía fue más bonito. Yo iba en pijama, pero fue muy romántico y especial. ¡Y lo mejor de todo es que ya le había pedido su aprobación a mi madre!

Asi fue la boda
La pareja se casó, como decíamos al principio, en el hotel Royal Palms Resort and Spa, en Phoenix, Arizona, ante ciento diez invitados.

—¿Por qué elegisteis este lugar?
Porque es uno de los hoteles más hermosos y románticos de Phoenix. Es un hotel al estilo de la vieja Toscana, ubicado en un bonito jardín. Nos casamos a las seis de la tarde en una ceremonia con unos cien familiares y amigos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más