Robert de Niro apuesta, un año más, por el festival de cine de TriBeca

La noche se apoderó de Manhattan tras el 11 de septiembre de 2001. Robert de Niro decidió que, desde su posición de neoyorquino, amante del cine y actor de prestigio, debía hacer algo por devolver un poco de luz a la Gran Manzana. Se unió con otros hombres y mujeres del cine y la cultura, entre ellos Jane Rosenthal y Craig Hatkoff, y pensaron que nada mejor que iniciar un festival de cine en el conocido distrito de TriBeca. Así se planteó la primera edición de un festival de cine independiente que clamaba por una nueva vida cultural, intensa y emocionada, del Bajo Manhattan.

Tercera edición
Desde la primera edición, en mayo de 2002, el Festival ha logrado su principal propósito: que millones de espectadores vuelvan la vista hacia un barrio puramente bohemio y cosmopolita, roto por el brutal atentado del 11 S. Aquel primer año, Robert de Niro estuvo arropado por personajes de la talla de Bill Clinton, Nelson Mandela o George Pataki (quien ha repetido este año, acompañando al actor en la esperada rueda de prensa). También acudieron, en aquella esperada primera edición, actores y cineastas de la talla de Martin Scorsese, Hugh Grant, Meryl Streep o Whoopi Goldberg.
La expectación por el festival, y el número de personas que mueve, ha aumentado de tal manera, que Robert de Niro ha dado este año, el pasado cinco de marzo, una multitudinaria rueda de prensa, acompañado por Kevin Bacon, para explicar en qué consistirá la edición del 2004, una edición que se promete llena de sorpresas: sorpresas por el buen cine, sorpresas por los apoyos, y, sobre todo, sorpresas por devolver a la vida a una zona aterrorizada. Todo gracias a la magia del celuloide y al coraje solidario de algunos de sus intérpretes.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más