Nicole Kidman ha manifestado en numerosas ocasiones que no desea que sus hijos crezcan en Los Angeles, inmersos en el ambiente que rodea a la industria cinematográfica y sin poder llevar una vida normal. Poco después de separarse de Tom Cruise, Nicole aseguraba que Sydney, la ciudad en la que ella se crió y donde viven sus padres, podría ser el lugar ideal para que sus dos hijos, Isabella y Conor, se educaran.

Sin embargo, la actriz, que atraviesa uno de sus mejores momentos profesionales, ha asegurado al diario británico Daily Mail que le gustaría trasladarse a Londres el próximo año, una vez que concluyan varios rodajes que tiene pendientes.

"Creo que todo sería más fácil si estuviera instalada en Londres y me moviera desde aquí", añadió la ganadora del Globo de Oro a la mejor actriz musical y de comedia. Además, comentó que tenía muy buenos recuerdos de sus estancias en la capital británica: "Me encanta Londres y he pasado muy buenos momentos aquí, en el escenario del teatro Donmar, cuando participaba en la obra The blue room y trabajando en películas.

Nicole Kidman no se plantea un cambio sin contar con sus dos hijos, a los que ella y Tom Cruise adoptaron cuando estaban casados, y así lo manifestó en la citada entrevista: "Los niños adoran la ciudad y además, las escuelas son muy buenas".

El traslado podría alejar a los niños de su padre, Tom Cruise, quien ha manifestado su intención de continuar residiendo en Los Ángeles junto a Penélope Cruz. Así, durante los días que han pasado en Madrid, la actriz española aseguró que hay dos cosas que le retienen en Hollywood, su trabajo y Tom.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más