Actor, hijo de actor y ahora también padre de actor -si se formaliza el proyecto en el que tienen previsto trabajar las tres generaciones de los Douglas de la familia, aunque su hijo Cameron ya ha hecho algunos pinitos en el cine-, Michael Douglas, ha conseguido sobreponerse a su apellido y demostrar con su prolífico trabajo que, además de ser el orgulloso hijo de uno de los mejores intérpretes que ha dado Hollywood y admirar profundamente a su padre, tiene fuerza, empaque y talento propios para estar delante de una cámara, lo que ha hecho que se forje una sólida trayectoria. El protagonista de The game atraviesa uno de sus momentos más dulces. Alejado ya de los pasados y pesados escándalos que un día estuvieron a punto de afectar a su su carrera, el actor ha encontrado la estabilidad al lado de Catherine Zeta Jones, con quien acaba de celebrar su primer aniversario de boda.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más