¿A quién quieren parecerse las españolas en pleno 'boom' de la medicina estética?

Con la ayuda de varios expertos de prestigio, analizamos quiénes inspiran en la actualidad los retoques de sus pacientes

Los tratamientos médico estéticos están viviendo su particular auge. Y los expertos relacionan, en gran medida, este boom con la importante influencia de la imagen en las redes sociales, que ha cambiado incluso la forma de afrontar el trabajo de dermatólogos y expertos en cuidado facial. Según nos cuenta el Dr. Leo Cerrud, los millennials han democratizado y normalizado la medicina estética y, sobre todo, no les importa contarlo: ese es, en su opinión, el motivo por el que solicitan cada vez más tratamientos. Hay, además una “comunicación inmediata y mediática que hacen de lo que ellos llaman experiencias de vida, exclusivo de esta generación de comunicadores natos, hedonistas y usuarios de redes sociales”, añade el experto. No es de extrañar que muchos de esos nuevos destinatarios de tratamientos estéticos sean los más jóvenes. Según un estudio de la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), el 31% de los usuarios de medicina estética tiene entre 25 y 38 años. Pero, ¿en quién se fijan a la hora de pedir uno u otro tratamiento? ¿Depende la inspiración de su edad? Si Elsa Pataky ha sido todo un referente en las consultas de medicina estética durante décadas, ¿a quién miran los veinteañeros? Hemos querido contar con la opinión de numerosos expertos que, una vez más, apuntan al éxito de nuevos roles y personajes que han visto crecer su fama en este mundo de internet y las plataformas sociales.

Lee también: En qué consiste la bichectomía, la intervención estética de la que todo el mundo habla

La evolución de los modelos que nos inspiran

Siempre ha ocurrido: tendemos a buscar un modelo en el que fijarnos. Unos pómulos bien marcados, unos labios sensuales, una nariz de proporciones perfectas... y las mujeres de éxito suelen ser nuestra fuente de inspiración. “En el mundo de la belleza, al igual que en la moda, siempre hay tendencias e inspiraciones y creo que siempre las tendremos, aunque es cierto que, como todo en la sociedad, van evolucionando”, cuenta la doctora Jazmín Fragoso de Beoxy, especialista en medicina estética. “De la misma forma que antes acudían a consulta directamente a pedir 'la nariz o el pómulo de…', hoy en día, cuando disfrutamos cada vez más de bellezas muy naturales y pieles muy cuidadas gracias a tratamientos no invasivos, sí es muy común que nos encontremos con clientas que vienen a solicitarnos los tratamientos más demandados por actrices, por influencers y gente del mundo Instagram que comparte incluso los procesos en vivo, algo que, por ejemplo, con procedimientos más invasivos sería impensable”, añade la doctora Fragoso.

“Antes había prototipos de famosas que se querían imitar, en nuestro país uno de los ejemplos más claros era el de la actriz Elsa Pataky, tanto por su nariz, como por sus famosos glúteos”, cuenta la doctora Fragoso. Y dicen que "quien tuvo retuvo", y el nombre de la actriz sigue citándose en las consultas de los expertos de nuestro país. “Elsa Pataky, aun teniendo 43 años, continúa siendo una referencia de canon de belleza. Tiene una cara con mucha armonía, una sonrisa muy agradable y, en conjunto, gusta a clientas tanto jóvenes como más maduras”, nos dice la doctora Mar Mira, cofundadora de Clínica Mira+Cueto.

¿A quién se pone ahora de ejemplo?

Pero, como decíamos, todo va evolucionando, y los modelos a imitar han cambiado, así como la forma de encontrarlos. “La generación que utiliza más Instagram sí que utiliza referencias de famosos. Es evidente cómo las personas más populares en redes sociales son capaces de influenciar los cánones de belleza. Por ejemplo, todo el clan Kardashian, principalmente Kylie Jenner, son celebrities de referencia en cuanto a cánones estéticos, y también Meghan Markle”, nos cuenta la doctora Mar Mira, quien apunta que se llevan los labios exuberantes, pómulos marcados o una cara angulosa. “También llama la atención cómo las pacientes más jóvenes nos enseñan fotos de sí mismas para explicar qué es lo que quieren modificar y aquella zona con la que no están conformes porque no luce bien en las fotos. Y es entonces donde para ejemplificar cómo les gustaría que se viese, nos enseñan fotos de celebrities”, añade la doctora Mira.

Y también hay veces en las que se llevan fotos a la consulta, pero precisamente con el objetivo de mostrar lo que no queremos. “Hay pacientes que piden no parecerse a las actrices. Suelen hacer referencia a aquellas cuyos retoques son exagerados y recalcan que no quieren terminar como ellas. Los nombres más citados son Nicole Kidman, Courteney Cox o Melanie Grifith”, cuenta la doctora Paula Landi, de Mira + Cueto. “Actualmente hay casos en que la paciente quiere imitar a un famoso o celebrity e incluso nos trae su foto, para que con nuestro trabajo sea lo más parecido a este famoso. En otros casos, viendo en ocasiones los resultados nefastos de la cirugía o medicina estética, nos indican que no quieren parecerse en nada a este resultado”, añade a este respecto la doctora María Rosa García Maroto, médico estético y directora médica de Clinique La Prairie, quien nos cuenta que, por ejemplo, "hay pacientes que desean tener labios carnosos como los de Angelina Jolie, y otras, sobre todo las mujeres europeas, no son partidarias de tener glúteos prominentes como las Kardashian".

'Influencers', el nuevo espejo en el que mirarse

Lo que parece confirmarse es el relevo que se ha producido entre actrices e influencers. “Actualmente las segundas han reemplazado como prototipo a imitar a artistas y modelos. Las nuevas tecnologías y el auge de las redes sociales nos acercan estos perfiles todos los días a nuestros dispositivos. Y sobre todo la gente joven imita tanto su ropa, viajes como sus rituales de belleza”, añade la doctora García Maroto, que señala que quieren tener los retoques estéticos que ellas publiciten en Internet. Y es que, sobre todo, en este mundo hiperconectado, se tiene más acceso a la información. “Las redes y las influencers han hecho que las pacientes tengan más conocimientos de las transformaciones que se pueden lograr con la medicina estética y acuden pidiendo un cambio o mejora en su rostro después de haber visto modificaciones en blogueras o personas que por las redes difunden su rostro y sus tratamientos”, matiza la doctora Paula Rosso, médico estético del Centro Médico Lajo Plaza que aporta, además, un dato clave: se nota cada vez más su influencia, sobre todo porque “ellas publican sus tratamientos mientras que las actrices intentan no mostrar grandes cambios. No tienen problema en reconocer si se han hecho un aumento de labios o pómulos o un láser, con lo que esto hace que la generación joven tenga menos pudor a exponerse por intentar parecerse más a ellas”. El caso más reciente ha sido el de María Pombo, quien ha reconocido que se ha sometido a una intervención de nariz.

Es una tendencia generalizada que viven a diario la mayoría de los expertos en sus consultas, como nos cuenta la doctora Mar Lázaro, quien también ha percibido cómo la gente más joven “viene hablando de influencers, en lugar de las famosas de antaño. Las redes sociales tienen una gran influencia en ellas”. Coincide el doctor Moisés Amselem: “Diría que hoy día con el bombardeo mediático en redes sociales, ellas han ganado terreno a los grandes mitos del cine y la televisión”.

La influencia de la edad

Hay distintos puntos de vista también en función de la edad de la paciente. “Las personas de 30 años para arriba siguen manteniendo un perfil común de que los tratamientos se noten poco y sean naturales. La juventud, por el contrario, tiende a tratamientos más marcados y quieren que se note que se han hecho un tratamiento de medicina estética. La generación de menos de 30 años no tiene problema en publicar sus tratamientos. Y tampoco les importa que se note. Es una generación más osada, mientras que las más mayores son más conservadoras”, cuenta la doctora Rosso.  El doctor Ángel Juárez, jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital La Zarzuela, de Madrid apunta que efectivamente los cánones de belleza han cambiado en los últimos 20 años. “En la actualidad las personas más jóvenes toman como referencia a influencers, modelos, y personas anónimas, y no tanto a actrices y actores como hacían sus padres. Los labios y los ojos de Angelina Jolie, los glúteos de Jennifer López y el pecho y la nariz de Elsa Pataky eran los referentes estéticos de los nacidos en los 60 y en los 70”, nos explica. “Cada vez son más jóvenes las pacientes que acuden a mi consulta demandando tratamientos estéticos médicos y cirugías. En el mundo de las redes sociales, de la exposición constante a una cámara de fotos y de los selfies es más frecuente apreciar pequeñas alteraciones estéticas que de otra forma no se perciben (por ejemplo a la vista del ojo humano)”, dice.

Angelina Jolie, todo un referente

Si nos paramos a recopilar los nombres que más se repiten en las consultas, nos encontramos con un abanico de lo más variado. “Los grandes clásicos son los labios de Angelina Jolie, su óvalo también es muy envidiado por sus ángulos perfectos y el mentón tan bien proyectado. En cuanto a influencers, quizá los ojos de Chiara Ferragni. En cuanto a cuerpo, Elsa Pataky sigue siendo todo un referente. Elsa sigue siendo además un icono claro de belleza, para nariz sobre todo, que en ella supuso un cambio radical”, cuenta la doctora Rosso. “Cuando hablamos de procedimientos relativos al retoque de nariz, entre las famosas más comunes están las fotografías de Elsa Pataky y de la reina Letizia. En el caso de la actriz, acuden pacientes más jóvenes que quieren una nariz más respingoncita y en el caso de la Reina hablamos de pacientes más maduras y a quienes les gusta lucir un aspecto más natural. La de doña Letizia es muy bonita, muy recta y suele llamar bastante la atención”, cuenta la doctora María Teresa Achiques, médico estético y directora médica de Sensabell Plastic Surgery, que matiza que si hablamos de famosas extranjeras, la foto que más traen es la de Angelina Jolie.

“Aunque ya no nos piden tanto el parecerse a las modelos como antes, y ahora las influencers son su nuevo referente pues las sienten más parecidas a ellas, más reales y cercanas, los labios de Angelina Jolie en las chicas jóvenes siempre son una petición, al igual que los glúteos de Jennifer López o de Kim kardashian”, cuenta por su parte la doctora Cruz, del Instituto de Benito. Según el Dr. Díaz Carandell, cirujano plástico y maxilofacial del IDB, las mandíbulas más demandadas en consulta son la cuadradas y anchas de Angelina Jolie y Kim Kardashian y las ovaladas de Charlize Theron y Scarlett Johansson.

“Lo que preguntan a menudo es qué se hace la reina Letizia, es su prototipo, les encanta la mejoría que ha experimentado desde que comenzó a realizarse retoques, y te preguntan qué se ha hecho como modelo a imitar”, cuenta la doctora Mar Lázaro. Y el doctor Amselem añade que las famosas a las que más se quiere imitar son Kim Kardashian, Chiara Ferragni, Kylie Jenner, María Pombo, Gigi Hadid, Alice Campello o Hailey Bieber, entre otras.

¿Qué tratamientos son los más demandados?

Parecen claros cuáles son ahora los modelos, pero nos hemos planteado también cuáles son los protocolos que más demandan en las consultas las más jóvenes. “Los tratamientos que más solicitan en la actualidad las menores de 30 años son el aumento de labios y el bótox para las arrugas del entrecejo. En cuanto a las cirugías las más solicitadas siguen siendo el aumento de pecho y la liposucción, así como la extirpación de las bolas de Bichat, para hacer la cara más angulosa y delgada, en ocasiones asociada al aumento de pómulos con ácido hialurónico, hidroxiapatita o grasa. La rinoplastia es una cirugía muy frecuente en jóvenes, y generalmente se trata de corregir pequeñas alteraciones (sin hacer grandes modificaciones) para conseguir una nariz más bonita: quizá es una de las cirugías que más ha evolucionado en los últimos 20 años”, nos cuenta el doctor Juárez. “Cada vez son más las pacientes que acuden a mi consulta con fotos (algunas veces de personajes conocidos, pero la mayoría de las veces con fotos de personas anónima buscadas en la red, sin ser mediáticas) para preguntar si se pueden conseguir esos resultados. Nuestra labor está en orientar a las pacientes de la técnica más segura y mejor para conseguir resultados óptimos, y en muchas ocasiones, no indicar tratamientos o cirugías que no puedan cumplir sus expectativas”, concluye.

Más sobre

Read more