Todo lo que siempre quisiste saber sobre los tratamientos de alisado

¿Se puede alisar un pelo muy dañado? ¿Influye el color del cabelllo? Hablamos con los expertos sobre estos protocolos cada vez más demandados en las peluquerías

Son uno de los tratamientos estrella en las peluquerías. Los alisados profesionales parece no pasar de moda y cada temporada hay nuevas opciones. Por ejemplo, ya te hemos contado las bondades de la taninoplastia, la enzimoterapia, la lactoplastia... Si te has animado a probar alguno de estos protocolos o si tienes previsto hacerlo, tal vez te plantees una serie de dudas. Hemos hablado con los expertos para intentar aclarar las más habituales, como cuál es el mejor para cada tipo de cabello, si el color influye en los resultados o cómo cuidarlo en casa.

Lee también: Del nuevo alisado brasileño a la queratina orgánica: lo último en tratamientos capilares

1. ¿Es bueno para todos los cabellos?

Tal vez te has planteado si tu pelo es un buen candidato a un alisado profesional. “Los mejores resultados se obtienen en cabellos morenos, fuertes y rebeldes”, nos cuenta Alejandro Sestelo, director y estilista del salón madrileño Alex Sestelo. Para Valeria Costa, de Aquarela Peluqueros, funcionará mejor en “aquellos que tengan un alto grado de porosidad, estén muy dañados y no tengan brillo”.

2. ¿Y si mi pelo está muy dañado?

No es un obstáculo para realizar un alisado, aunque “lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de tratar un cabello es valorar y saber en qué estado se encuentra, y si estamos ante un cabello castigado siempre debemos tratar con prioridad las carencias o necesidades que presenta para poder recuperar la fibra. Solo después de haber recuperado su calidad podremos plantearnos realizar un alisado (ya que este último precisa de herramientas fuertes de calor)”, explica Alejandro Sestelo. En opinión de la experta de Aquearela Peluqueros, los más dañados se benefician de técnicas como el alisado brasileño de su salón, pues “gracias a la gran cantidad de keratina, colágeno y otros aminoácidos muy concentrados, no cambia la estructura, es compatible con otras químicas, reestructura la hebra, elimina el encrespamiento y deja un cabello completamente sano, reparado y un brillo espectacular cien por cien garantizado”.

3. Brasileño, lactoplastia, enzimoterapia... ¿qué los diferencia?

“Todas las técnicas dan un resultado muy similar. Más que elegir un tipo de tratamiento u otro, la diferencia es el salón o centro donde lo realizan (cuál es su protocolo de actuación, qué técnica utilizan y sobre todo el diagnóstico previo al tratamiento). Y es que un mal diagnóstico es casi seguro un nefasto resultado”, cuenta Alejandro Sestelo. Coincide la experta Valeria Costa, quien nos cuenta que “no es una cuestión de técnica, sino de resultados”. Ella añade que es muy importante tener buenas referencias a la hora de elegir un salón para realizarse un tratamiento capilar y, sobre todo, “tener la garantía de resultados por parte del centro, porque muchos prometen pero pocos cumplen”.

4. El tono del pelo ¿también influye?

Tal vez no lo habías pensado, pero también la tonalidad de tu melena podría influir en el resultado de la técnica. “Influye, aunque no en todos los casos. Cuando estamos ante un cabello coloreado (mediante químicos) y trabajamos un tratamiento de alisado puede verse alterado el color debido a la reacción de ambos”, cuenta Alejandro Sestelo. Aunque, una vez más, todo depende de la técnica, como nos explica Valeria Costa: “Nuestro alisado brasileño no altera ni el color natural ni el tono de la coloración química. La única excepción son los colores fantasía, pero estos siempre se ven afectados por cualquier procedimiento, ya sea un alisado o un simple lavado del cabello, porque son colores sintéticos”. Nos encontramos, incluso, con un alisado denominado Fashion Platinun, de Ybera Paris, especialmente diseñado para rubias, con una fórmula que elimina el color amarillo/naranja, a la vez que sus antioxidantes combaten la sequedad o la porosidad. Y es que, como explica Eduardo Sánchez, "hay que tener cuidado con los tonos muy rubios. En estos casos para evitar alteraciones de color, debemos trabajar con menos intensidad y realizar un tratamiento más suave por lo que no conseguiremos el efecto liso extremo. Siempre tenemos que cuidar el color lo máximo posible".

5. ¿Estos tratamientos cambian la estructura del cabello?

Aquí nos encontramos con una clara evolución que beneficia nuestra salud capilar. “No dañan la estructura, a diferencia de los antiguos alisados”, afirma el estilista de Alex Sestelo. "El alisado japonés sí rompe las uniones de proteínas de la fibra capilar para cambiar la estructura y la textura del cabello. Pero la queratina y la enzimoterapia no", apunta por su parte Eduardo Sánchez.

6. ¿Y una vez en casa, qué?

“Lo más idóneo es utilizar champús libres de sulfatos y parabenos, pues estos arrastran el producto con mayor facilidad reduciendo la efectividad del tratamiento así como su duración”, explica el experto. Valeria Costa añade una recomendación sobre los productos, puntualizando que hay que usar “champú y acondicionador sin sal y evitar aquellos de reparación, ya que ahora el pelo está completamente sano y no necesita más proteína. Sólo productos de hidratación y nutrición. Además, se recomienda aplicar una vez a la semana una mascarilla hidratante y dejar reposar al menos media hora para aportar agua a la hebra”.

7. ¿Cuánto duran sus resultados?

Según nos cuenta Alejandro Sestelo, “al ser tratamientos que no cambian la estructura del cabello depende mucho del tipo de cabello pero por norma general entre 4 y 6 meses”. Y la experta de Aquarela Peluqueros hace referencia a la importancia de los “cuidados que le des en casa o los tratamientos complementarios que decidas realizar, como por ejemplo la Cauterización Capilar, pero su duración es de 3 meses pudiendo llegar a 5 con los cuidados adecuados”.

8. ¿Cada cuánto es recomendable repetirlos, se puede llegar a abusar de ellos?

Los expertos coinciden en que entre dos y tres veces al año dependiendo de cómo reaccione el cabello.

9. ¿Se pueden realizar técnicas de coloración tras realizar un alisado?

Sí que se puede, aunque hay que respetar los plazos. “Recomiendo esperar 20 días para volver a aplicar la coloración. Lo ideal es teñir el cabello antes del tratamiento para reparar con el Alisado el daño producido por el proceso químico”, cuenta Valeria Costa.

10. ¿Todas las técnicas de alisado ayudan además a acabar con los problemas de frizz?

“Correcto. En nuestro caso tenemos un protocolo solo para rebajar el encrespado, en el que se mezcla el acido hialurónico más colágeno”, apunta Alejandro Sestelo. "Al alisar se elimina el encrespamiento al 100%. Y la función principal de los tratamientos de queratina es desencrespar el cabello, acabar con el pelo fosco. Las españolas suelen tener el pelo encrespado por lo que para ellas es una gran solución", concluye el estilista Eduardo Sánchez. 

Más sobre

Read more