La obsesión de María Pedraza y otras actrices españolas por las pestañas XXL

¿Quieres unas pestañas tan largas y voluminosas como las suyas? Los expertos nos explican qué tratamientos y productos elegir para conseguirlas

Son una de las armas infalibles de las actrices españolas. Presumen de miradas de impacto gracias a sus pestañas XXL, largas, densas, curvadas. Desde María Pedraza a Sara Sálamo, pasando por Blanca Suárez o Penélope Cruz. Nunca descuidan esta parte tan importante del rostro, capaz de darle un aire nuevo a nuestro look. Pero, ¿cómo lo consiguen? ¿Cuál es su secreto? Su tamaño, color y grosor están definidos genéticamente, y la máscara es la aliada más habitual para conseguir aumentar su volumen. Pero no son pocas las ocasiones en que las actrices comparten en sus cuentas de Instagram Stories cómo las ponen a punto en sus centros de confianza. Y es que recurren a la ayuda de los tratamientos profesionales para que esta parte de su rostro luzca impecable.

"Algunas celebrities como Blanca Suárez han confesado que sus pestañas de infarto son fruto de extensiones. Otras guardan el secreto, pero en mi humilde opinión la clave está en el cuidado diario, en prestarles atención con productos especializados", nos cuenta Sonia Carreño, gerente de Redenhair. Mientras, Laura Parada, directora gerente del centro madrileño Slow Life House, considera que “normalmente, en el caso de las celebrities suelen realizarse tratamientos de extensiones de pestañas para intensificar más el maquillaje de ojos en eventos importantes, ya que aportan un volumen extra y una longitud que puede ser más o menos extrema dependiendo del look que queramos conseguir. Para el día a día, posiblemente escojan un look más natural, optando por tratamientos como el lifting, con lo que conseguimos un efecto de 'alargamiento' de la pestaña por la curvatura que conseguimos en ellas”.

blancaVER GALERÍA

Lee también: 'Flat', volumen ruso o 'lifting': ¿cómo se consiguen unas súper pestañas?

Liftings, extensiones... un gran abanico de posibilidades

Así, liftings, extensiones o tintes son una buena alternativa a nuestro alcance. En opinión de Daniel Marín, director del espacio de belleza Santum, “las extensiones son el método más efectivo para tener unas pestañas más largas y con más volumen, además de ser perfectas para intensificar la mirada y agrandar el ojo”. El experto cosmetólogo explica que gracias a ellas conseguimos unas pestañas voluminosas y cuidadas que dotan al rostro de carácter y sensualidad. “Son el complemento perfecto para una mujer que quiere estar y sentirse guapa todos los días, no sólo en ocasiones especiales, y lo quiere hacer de forma cómoda y rápida, cuidando siempre de su salud”, añade, y matiza que dependiendo del resultado que deseemos, natural o sofisticado, “la profesional elegirá la anchura, largura y color, respetando siempre la natural”. 
Coincide Bárbara Torres, distribuidora oficial en España de la firma británica Nouveau Lashes, quien matiza que “las extensiones suponen una prolongación de la pestaña natural, colocando otras de seda y polyester, mientras que el lifting es un estiramiento (no rizado) de la propia pestaña natural, creando un efecto de mayor longitud y grosor. Ambas técnicas son estupendas, si bien las primeras siempre lucen más, pues no dejas de estar añadiendo más a las que ya tienes”. 

Eso sí, siempre y cuando se respete esta delicada zona. “El uso de tratamientos de calidad es fundamental para nosotros (no utilizar químicos que puedan dañarlas). También es importante adaptarnos al físico de cada mujer y a sus necesidades, por lo que el primer paso es realizar un análisis del tipo de pestaña a tratar, se observa el grosor, el color, su largura y la curvatura del pelo. Después, se analiza el ojo para que las pestañas no se descompensen ni con él, ni con la cara”, cuenta Daniel Marín. Eso sí, hay que tener en cuenta, según los expertos de LiLash, que son tratamientos con resultados muy llamativos pero temporales, y que, además, algunos pueden resultar un poquito fuertes, por lo que siempre deberíamos complementarlos con un buen cuidado diario con un sérum para reforzar la pestaña natural. Laura Parada insiste en que siempre deben ser supervisados por un profesional, que adapte tiempo y tratamiento al estado de las mismas, para que luzcan espectaculares sin dañarlas. 

Sara SálamoVER GALERÍA

Shopping: Máscaras, sérums y otros cosméticos para tener unas pestañas más bonitas

Cuida tu alimentación

Sí, también la alimentación influye en ellas. Al igual que nuestra piel y nuestro cabello, estas también se resienten cuando no llevamos una dieta equilibrada o sufrimos mucho estrés. Incluso los cambios hormonales hacen que se debiliten y caigan, tal y como nos cuentan los expertos de LiLash. Laura Parada matiza que la alimentación es muy importante ya no solo para el crecimiento del pelo, sino para la piel, la hidratación de la misma, que en cierto modo influye en la fortaleza y el crecimiento de las pestañas. "Es importante que el cuerpo disponga de los nutrientes necesarios para mantener las pestañas y las cejas, ya que en caso contrario caen y no se regeneran. Una dieta equilibrada, rica en aminoácidos esenciales y vitaminas es vital para mantenerlas saludables y bonitas", nos cuenta por su parte la experta de Redenhair.

El sérum, un buen aliado

Nos encontramos con una gama de productos que no para de crecer: los sérums -ya te contábamos con detalle cómo utilizarlos para que sus efectos funcionen-. Y es que cada vez son más las firmas que apuestan por lanzar productos específicos para el cuidado de esta zona. Tal y como nos cuentan desde el equipo técnico de la marca Lilash, al igual que utilizamos productos específicos para la piel, el contorno del ojo o nuestro cabello, debemos aportar también un cuidado específico para una zona tan sensible. Son productos que mejoran la calidad de nuestras propias pestañas, nutriéndolas, hidratándolas y fortaleciéndolas, lo que ayuda a que crezcan más fuertes, largas y tupidas. “Además sirven de base para protegerlas antes de aplicar el maquillaje y una vez puestas las extensiones. Lo que hace es mantener el buen estado de las mismas sin dañarlas, usando un cepillo máscara que extienda el producto desde la raíz hasta la punta. Si queremos un mejor resultado, podemos aplicarlo dos veces al día”, cuenta Bárbara Torres. "Si además estos productos contienen estimuladores del crecimiento o de la melanina de las pestañas, nos ayudarán a conseguir una mirada más intensa. Como cualquier cuidado de belleza no aporta resultados inmediatos y requiere de uso diario, pero en contrapartida obtenemos un resultado natural y duradero; son nuestras propias pestañas mejoradas", cuenta Sonia Carreño.

Penélope CruzVER GALERÍA

¿Les prestamos la atención que merecen?

Lo cierto es que muchas veces, son una parte de nuestro rostro a la que no le prestamos la atención que se merece. Nos limitamos a aplicar rímel y nada más. “Es cierto y a la vez resulta sorprendente. En el neceser de toda mujer nunca ha faltado una máscara de pestañas y siempre se ha preocupado por potenciar su longitud así como su curvatura, pero no son tantas quienes se han preocupado del cuidado de las mismas”, nos cuenta Daniel Marín, quien precisa que el abuso del rizador, el uso continuado de máscaras y productos desmaquillantes inadecuados pueden provocar el despoblamiento de las mismas así como retrasar su crecimiento y la pérdida de calidad. Es fundamental preocuparse tanto o más por su cuidado que por su imagen, ya que la relación es directa.

“Hay que darles un cuidado específico, podemos utilizar máscara a diario, pero siempre hay que retirarla muy bien al desmaquillar. Además, para ello, es aconsejable utilizar productos adecuados para esa zona, que lleven algún tipo de aceite hidratante que nos ayude a cuidar la pestaña. Es importante también utilizar algún producto fortalecedor o hidratante que podamos aplicar durante la noche, para que ayude a fortalecerlas y regenerarlas. Sobre todo cuando las sometemos a tratamientos como lifting o extensiones de pestañas”, coincide Laura Parada. "En el acto del desmaquillado muchas mujeres debilitan e incluso arrancan sus pestañas. Además no se suele prestar mucha atención a la calidad y el buen estado de la máscara. Sin embargo, incluso haciéndolo, puede no ser suficiente, ya que estaríamos cumpliendo solamente la parte de la higiene, pero no el cuidado. Al igual que hacemos con la piel, tras la limpieza se deberían aplicar productos de cuidado, específicos para esta zona y estructuras tan delicadas", cuenta la experta de Redenhair.

Más sobre