Del nuevo alisado brasileño a la queratina orgánica, lo último para melenas lisas

Más duraderos y menos agresivos, los expertos nos explican las opciones para conseguir un cabello liso, brillante y sin encrespamiento

Si preguntáramos cuál es el mayor anhelo relacionado con su cabello a un grupo de mujeres,conseguir una melena lisa seguiría ocupando uno de los primeros puestos de este particular ránking. Y es que para muchas, amanecer sin tener que acordarse de planchas para conseguir un cabello suave y brillante no tiene precio. En las peluquerías lo saben y, por eso, los protocolos de alisado se han convertido en grandes protagonistas de su oferta de tratamientos, con el permiso de los cortes y la coloración. Sí, ya te hemos hablado ya de técnicas como la taninoplastia o de la enzimoterapia, pero es un campo en el que se sigue innovando y se buscan nuevas técnicas y productos que, sobre todo, cumplan unos requisitos básicos: que sean de larga duración, que no estropeen el pelo y que consigan un acabado natural.

En en el salón madrileño The Madroom nos cuentan que, en general, todos los alisados siguen el mismo proceso: ruptura de la cutícula del cabello, las moléculas naturales que mantienen unidas las fibras capilares; relleno de estas aperturas con el producto básico usado para cada tipo de alisado; y planchado y sellado del cabello. Por último, el cuidado en casa para mantener los resultados. Sobre estos pasos básicos, cada experto apuesta por uno o varios tratamientos diferentes. ¿Qué hay de nuevo para conseguir una melena ultralisa? Los propios peluqueros nos lo explican.

Lee también: El favorito de Meghan Markle y otros tratamientos para cuidar el cabello rizado

La evolución del alisado brasileño

En el salón The Madroom parten de que el brasileño es quizá el más conocido de todos los tipos de alisados permanentes, siendo su principal ingrediente la queratina. Desde que las autoridades sanitarias prohibieron el formaldehido -un compuesto químico que se ha relacionado con la aparición de cáncer- en la formulación de estos productos, este tipo de tratamiento ha sufrido un gran cambio en su composición, siendo actualmente el alisado permanente más inocuo para el cuerpo humano. Así, nos cuentan que hay variantes de esta técnica, partiendo de los activos que utiliza. El primero de ellos es la carbocisteína, un compuesto que hace que el efecto liso permanezca durante aproximadamente 3 meses, pero que tiene, eso sí, una gran carga de aminoácidos, con lo cual podría cambiar el tono del cabello entre uno y dos tonos. Y en segundo lugar está el alisado con ácido glioxílico. Este alisado es la 'joya de la corona' en opinión de los expertos del centro, siendo el que menos cambia el tono del cabello (de medio tono a uno como máximo) y ofrece más duración (entre 3 y 6 meses) aportando un liso perfecto con un aspecto muy natural. En el salón lo aplican en su protocolo Alpha Tecnic Cacao, que reestructura la fibra capilar y le da toda la fuerza e hidratación que necesita a la vez que ayuda a revitalizar todo tipo de cabello (opaco, poroso, seco, y deshidratado), proporcionando un liso absoluto a la vez que elimina el frizz, el exceso de volumen y mejora las puntas abiertas. 

Alisado 'efecto bótox' para pelo fino

En Aquarela Peluqueros recomiendan este tratamiento capilar indicado especialmente para cabello fino porque aumenta la densidad de la hebra, elimina el encrespamiento y reduce las puntas abiertas, disminuyendo así la rotura. Tal y como nos explica Valeria Costa, experta del centro, a diferencia de otros alisados, no contiene tantos aceites en su composición y su ingrediente principal es la queratina pura, por lo que permite a los cabellos más finos lucir una melena con cuerpo y movimiento. Evitando tres dedos desde la raíz, se aplica el producto mechón a mechón para después sellarlo con la plancha. En este caso se debe dejar descansar la melena durante un máximo de dos días en los que no se debe lavar el cabello y tampoco recogerlo. El resultado es un cabello reparado, fortalecido, manejable y con un extra de brillo. Este tratamiento es totalmente compatible con cualquier otro proceso químico y no cambia la estructura del pelo, y si se cuida con los productos adecuados, utilizando champú sin sal y realizando mascarillas hidratantes, puede durar hasta seis meses (precio: entre 90 a 200 euros, en función del largo).

Muy naturales: queratina orgánica y proteínas

En el Centro de belleza V&I nos hablan de varias técnicas a las que ellos recurren con sus clientas. La primera de ellas es la queratina órganica, tan eficaz como la convencional, pero que respeta en mayor medida la salud del cabello y el cuero cabelludo. Es una buena solución tanto para cabellos gruesos rizados como para cabellos finos encrespados. Su principal activo son los ácidos vegetales, se puede aplicar en cabellos naturales o tratados químicamente y su efecto dura unos tres meses. También hacen uso del alisado a base de proteínas. Se utilizan ácidos de frutas de la Amazonia, vitaminas, proteínas y aminoácidos. Reduce el encrespamiento, hidrata, aporta un extra de brillo, cierra la cutícula del cabello y repara las partes dañadas del mismo. Un extra: este tipo de alisado también es compatible con los tratamientos de coloración que queramos realizar, por ejemplo, en una misma sesión. Desaparece progresivamente de nuestro cabello, evitando así, el efecto raíz.

Taninoplastia, un clásico que se reinventa

Uno de los tratamientos que no pasan de moda gracias a su eficiacia es la taninoplastia, un sistema que promueve un alisado en la cutícula. Lo recomiendan en el salón David Künzle, donde tiene su propia versión llamada Alisado Orgánico con Taninoplastia. Utilizan productos con un activo orgánico vegetal (el tanino) que funciona como un aglutinador de proteínas y que al no llevar formol ni derivados, promueve un alisado permeable en la cutícula, rellenando las fisuras de la fibra y reponiendo sales minerales y activos hidrolipídicos. El tratamiento dura de 4 a 6 meses y la ejecución en el salón es aproximadamente de 4 horas, dependiendo del largo y de la cantidad de cabello. También recurren a los taninos para su técnica de alisado en Le Salon Barcelona, donde nos cuentan que el resultado es un cabello revitalizado, que recupera la hidratación y mejora su salud y apariencia.

Por último, en el Salón Noelia Jiménez proponen su protocolo Bioplástica Capilar. Este tratamiento ofrece un extra, pues se basa en el uso de activos a base de aminoácidos, vitaminas y proteínas que penetran en la masa capilar reponiendo las cutículas y manteniéndolas compactas, unidas y cerradas. Así, además de acabar con el encrespamiento, ayudándonos a conseguir una melena más lisa, está indicado también como terapia capilar antiedad (precio: bono de 8 sesiones, 720 €).

¿Alisado solo con un champú?

Existen otros alisados algo más sencillos y rápidos como la técnica Liss & Waves del salón Diana Daureo, un tratamiento termoactivo cuya clave es un champú compuesto por una mezcla de ácidos que se unen a las proteínas simples del cabello. A través de la interacción con una fuente de calor, se consigue alisar el cabello. Dichos ácidos son orgánicos e interactúan en la corteza, es decir, en la estructura interna del cabello. "Nuestra filosofía es cuidar el cabello, y por eso, nunca hemos trabajado con alisados que rompan la estructura y las fibras", nos cuentan desde el centro, donde explican que la duración media del tratamiento es de unas 2 o 3 horas.

More about