Cambiar de look sin cortarte el pelo: los peluqueros nos explican cómo lograrlo

Jugar con las texturas, matizar el tono, hacerte flequillo... hay muchas opciones para estrenar imagen sin necesidad de restar centímetros a tu cabello

Año nuevo, ¿look nuevo? Tal vez entre tus propósitos para este comienzo de 2019 está el de darle un giro a tu imagen… pero, pese a ese deseo, lo cierto es que tal vez no quieres arriesgar demasiado y no estás aún decidida a apostar por uno de los cortes llamados a convertirse en tendencia, pero sí que quieres poner un punto diferente a tu imagen. Hay soluciones para cambiar de look sin cortar demasiado tu melena, y nadie mejor que los peluqueros para contárnoslo. “Si se quiere un buen cambio, tanto un giro en el color como apostar por el flequillo suponen cambios notables sin que sea necesario cortar demasiado el cabello. Siempre que estos se realicen después de un minucioso análisis para elegir las opciones que mejor encajen con cada persona”, explica el peluquero Eduardo Sánchez.

Coincide con la idea del flequillo Diana Daureo, para quien es “el rey del cambio sin cortar apenas la melena. Es tan polivalente que se adaptará a cualquier rostro o corte, es una de las opciones más visuales, por lo que al principio es normal verse cambiada o incluso como si fuera una peluca. Pero a su vez, permite verse más joven y rejuvenecida, es mágico”. La peluquera nos explica que además, es importante adaptarlo al tipo de cabello, remolinos y facciones para que sea más sencillo. No son pocas las celebrities que han caído en sus redes, como Ariadne Artiles, o Penélope Cruz, quien ha optado por esta alternativa -bien con corte, bien con postizos- en múltiples ocasiones.  

Y la segunda pata es el color. “Se puede optar por un pequeño toque para ver el cambio e ir evolucionando sobre el en las sucesivas visitas al salón”, explica Diana Daureo. "Una buena opción es realizar unas mechas muy sutiles para crear un punto de luz alrededor del rostro, o bien unas sunlight, tono sobre tono, en la parte más superficial del cabello", añade Eduardo Sánchez, quien, al margen de la coloración o el flequillo, da otras alternativas más sutiles: “Realizar un movimiento lateral que empiece entre la nariz y la boca pero sin llegar a ser un flequillo; hacer unas capas muy ligeras en la parte final del cabello; o romper la estructura en la parte frontal con un desfilado muy ligero". Las capas ligeras son, como vemos, una buena opción. “Es posible cambiar un corte alterando la longitud de este con las llamadas neo capas, mucho más sutiles, sin grandes saltos. Una opción que ayuda a texturizar el cabello y conseguir que coja gesto y alguna onda de manera más fácil y natural”, nos cuenta Diana Daureo.

Y si finalmente optamos por la tijera, aunque no sea un cambio radical, los expertos de Franck Provost nos aconsejan cortes que aporten ligereza y movimiento. “Uno de los cortes que podrían realizarse las que no quieren cortar demasiado pero que quieren que se note más el cambio, sería realizar un bob más largo, cayendo por los hombros”, nos cuentan. “Si no quieres cortar centímetros de tu melena pero necesitas cambiar, puedes optar por un desfilado pronunciado, que enmarcará tus facciones, te dará un aire renovado”, nos cuenta por su parte Mario Anes, director artístico de la firma Cotril.

La forma de peinar y los acabados también pueden echarnos una mano. Y es que "una manera de darle un giro a nuestro look es jugar con las texturas”, nos cuenta Mario Anes quien explica que si aplicamos un producto de styling como Ocean sobre nuestra melena, ya sea con el cabello húmedo o en seco, conseguiremos transformar una melena aburrida y sin movimiento en otra con un toque surfero y llena de vida.

Y aún hay una opción más: para las más clásicas, aquellas que siempre llevan el mismo peinado porque es como mejor se ven, bastará con un cambio de este para que sea un gran cambio. “Podemos optarpor peinados con las puntas ligeramente onduladas, esto nos airea el look de forma muy sencilla”, explican desde Frank Provost. Mario Anes, de Cotril, nos da incluso una idea de peinado: “Si lo que necesitas es un cambio de look radical sin necesidad de cortar, un truco de estilista es trenzar tu cabello de manera invertida, comenzando por la nuca y terminando en la zona de la frente, y con la ayuda de unas horquillas colocar, y definir la parte sobrante de la trenza creando un falso flequillo”.

More about

Read more