sara-sampaio-recogido-messy

Tres peinados fáciles para invitadas que no quieren retoques

Sara Sampaio, Emily Ratajkowski y Stella Maxwell demuestran las posibilidades del recogido ‘messy’ cuando se van de fiesta

Este fin de semana se ha celebrado la gala de premios The Green Carpet Fashion Awards en Milán la cual, además de congregar a los diseñadores, modelos y editores más relevantes de la industria, ha servido también como escaparate de las tendencias que se llevarán esta temporada que empieza… y una de ellas son los recogidos messy. Tres de las modelos más omnipresentes del momento son las encargadas de confirmar que los acabados perfectos no serán imprescindibles a la hora de acudir a un evento de noche, de hecho, los peinados fáciles y de aspecto desenfadado viven su momento de gloria. Sara Sampaio, Emily Ratajkowski y Stella Maxwell demuestran que cuando unos mechones caen libres fuera del moño, no hace falta correr al tocador a sujetarlos con horquillas.

La modelo portuguesa elige un top knot con extra de volumen de los que consiguen sumar unos centímetros de estatura. Los mechones que caen a cada lado, finos y ondulados, enmarcan el rostro estilizando los rasgos. Aunque este recogido resulte muy favorecedor a la mayoría de óvalos faciales, los más alargados deberían evitarlo ya que, al añadir mayor carga visual encima de la cabeza potencia aún más la verticalidad de los rasgos.

Al contrario que Sara, Emily Ratajkowski ensancha los mechones laterales y los deja completamente lisos a la altura de las clavículas. El recogido descansa sobre la coronilla y la zona de la cabeza queda ligeramente cardada lo que evita un acabado demasiado pulido, detalle que restaría frescura. Jugar con los mechones y recoger uno de ellos detrás de la oreja no solo está totalmente permitido, sino recomendado, de esta forma se enfatiza tanto el punto desenfadado del styling como, por supuesto, las joyas elegidas para la ocasión.

Por último, Stella Maxwell se decanta por la versión más romántica de los tres recogidos. Su moño a la altura de la coronilla se queda en un segundo plano cediendo todo el protagonismo a la parte superior de la cabeza en la que una suerte de cardado combinado con rizos aporta una interesante textura al peinado. En cuando a los mechones – que también se repiten en el caso de Stella – esta vez nacen desde las sienes y acaban ondulados en armonía con la clave curvilínea de todo el look.

Más sobre