izabel-goulart-peinados-faciles

El gesto que consigue un peinado sofisticado en segundos

Es fácil, rápido y gracias a él se logra un resultado digno de alfombra roja: estas tres ‘celebrities’ lo han demostrado durante el Festival de Venecia

Si en el pasado festival de Cannes el efecto mojado fue el look estrella en lo que a cabello se refiere, La Mostra de Venecia ha cambiado el wet por una opción menos atrevida pero igual de sofisticada: pelo suelto con raya al lado. Tres han sido las modelos que han optado por uno de los peinados fáciles por excelencia y cada una de ellas le ha dado su sello personal al styling con el que aumentar el grado festivo en una melena suelta. Izabel Goulart, Barbara Palvin y Sara Sampaio conforman el trio de tops que apuestan por este look con el que, además de solucionar el dilema de un peinado de etiqueta, se consigue un extra de volumen gracias al movimiento que construye en cuestión de segundos.

Aunque la raya en medio es la elección más común entre las celebrities, cuando ésta se traslada a un lado consigue resultados espectaculares. Una de las ventajas de este peinado es la dulzura y femineidad con la que enmarca el rostro, además de su versatilidad ya que favorece a cualquier óvalo facial y se puede combinar con glamurosas ondas como hace Izabel, con pelo liso como la minimalista propuesta de Sara o con texturas más salvajes como el peinado de Barbara Palvin. ¿El producto que todas tienen en común? La laca, un imprescindible en todo peinado de fiesta debido a su poder de fijación que permite prolongar la duración del look.

Otra razón que convierte a este sencillo gesto capilar en un ganador absoluto es su capacidad para aportar cuerpo de inmediato. El motivo por el que se forma este extra de volumen es que, acostumbrado el cabello a permanecer partido por el centro, al cambiar el lugar de la raya se abre y expande la zona de la raíz mucho más que si permanece donde habitualmente. Para crear aún más movimiento el champú seco se convierte en un aliado infalible, solo se deben levantar algunos mechones al azar y vaporizarlo a unos 20 centímetros de distancia sobre el cuero cabelludo, dejar que se absorba la fórmula y, para terminar, cepillar la melena para deshacerse de cualquier residuo de producto. 

Más sobre

Regístrate para comentar