La técnica de maquillaje con la que el 'escote Meghan' favorece más que ningún otro

Los maquilladores nos explican cómo conseguir el acabado luminoso y estilizador de la duquesa de Sussex

Cada uno de los diseños que elige es analizado con detalle, pero, tras varios looks, podemos confirmar que el "escote Meghan" es una realidad. Para las ocasiones más especiales, la duquesa de Sussex ha confiado en ese cuello abierto de estilo barco. Lo hizo en su visita al Castillo de Cardiffuno de sus primeros actos oficiales como prometida del príncipe Harry; repitió apuesta en su diseño más especial, su vestido de novia de Clare Waight Keller; y este fin de semana, para su debut en el defile Trooping the Colour, volvía a escoger este corte tan favorecedor. El diseño rosa empolvado de Carolina Herrera dejaba ligeramente al descubierto sus hombros y permitía ver su piel, impecable y luminosa. Un acabado de luces y sombras que, además de estilizar la zona del escote, se refleja en el rostro y consigue un efecto antiedad global.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Por eso, y porque la tendencia del iluminador corporal no hace sino crecer, nos hemos planteado cómo se puede sacar partido a esta zona con el maquillaje, con la ayuda de los tips de los expertos. “Es importante que al igual que el rostro, prepares la zona del escote con los cuidados necesarios, y no puedes dejar de lado la hidratación. Puedes utilizar tu base de maquillaje mezclada con una crema hidratante o un iluminador en crema y extenderlo por toda la zona”, nos cuenta la maquilladora Eva Escolano. ¿Cómo hacerlo? “Lo principal es comenzar hidratando la zona del escote, es muy importante y extender la base de maquillaje ligeramente, muy suavizada por el cuello y en la zona del escote, con el objetivo de igualar un poco el tono y tapar pequeñas rojeces o imperfecciones. Después se matiza con polvos y por último se puede colocar o bien un spray de brillo, con un tono un poco satinado, un iluminador o un aceite pulverizado para dar brillo y aspecto de piel jugosa", nos cuenta Pablo Robledo.

meghan-escote-gettyVER GALERÍA

Sutiles toques de luz

Y es que no hay duda de que los iluminadores se convierten en excelentes aliados para dar un toque de luz a esta zona. “Los iluminadores pueden ayudarnos a contonear el escote al igual que hacemos con el countoring del rostro. Es una técnica que puede ayudar tanto a las mujeres de poco pecho como para quienes quieran resaltar el más voluminoso”, nos cuenta Eva, quien nos da también las claves para aplicarlos: “Mi consejo es aplicarlos por todo el escote, clavículas y hombros, con las manos, extendiéndolo bien. Si lo que buscas en hacer diferencias de volumen, después de hidratar o iluminar la zona, aplica con una brocha y unos polvos de sol aquellas partes que queramos queden resaltadas, como la parte interna del pecho y los huesos de las clavículas”, nos cuenta.

Eso sí, una vez más, un exceso de maquillaje en esa zona (o de brillo), puede convertirse en una mala elección. Hay que buscar un efecto natural, elegante y sutil, y para conseguirlo, el maquillador José Belmonte da un sencillo consejo: simplemente hay que colocarse delante del espejo y aplicar maquillaje oscuro en las zonas oscuras e iluminador en las más claras (que suelen ser sobre los huesos: clavícula, hombros…). Es fundamental tener claro el efecto que queremos conseguir. “Tenemos que ver para nosotras qué es iluminar, que se vea como un efecto de hidratación y piel bonita, o bien poner brillos excesivos y artificiales, como por ejemplo un exceso de purpurina o con polvo brillante, algo con lo  que al final solo vamos a conseguir que la zona se vea acartonada y envejecida”, nos cuenta Eva Escolano.

IluminadoresVER GALERÍA

Body Lava Body Luminizer, de Fenty Beauty by Rihanna (44,90 €). Custom Strobing Drop, de Lancôme. Huile Prodogieuse Or, de Nuxe (34,90 €). Gotas iluminadoras Glow Mon Amour de L’Oréal Paris (12,95 €). Mini Sunkissed Body Spray, de essence (3,79 €). Polvos iluminadores Hyper Real Glow, de M.A.C (45 €). Aceite iluminador sublime de Darphin (29 €). Terracotta Huile Sous Le Vent, de Guerlain (51,70 €). The Dewy Drops, de Catrice. (5,19 €)

Más sobre

Regístrate para comentar