elsa-hosk-cut-crease

El maquillaje de ojos que agranda la mirada se llama 'cut crease'

Elsa Hosk, Emily Ratajkowski o Rosie Huntington-Whiteley utilizan esta técnica de los años 90 para enfatizar sus ojos sin perder naturalidad

El cut crease, una de las técnicas de maquillaje de ojos más utilizadas durante los años 90, resucita por obra y gracia de las supermodelos del momento, como Elsa Hosk, quien recurre a él para hacer que sus enormes ojos azules parezcan incluso más grandes. Lo mejor de este truco es que tener el iris azul no es indispensable para disfrutar de sus beneficios ya que Emily Ratajkowski lo ha llevado y el efecto es igual de impactante. Además de no discriminar por color de ojos, tampoco lo hace por nivel de experiencia, ya que este sencillo maquillaje no está reservado solo a brochas profesionales y cualquiera puede ponerlo en práctica debido a su fácil ejecución. Y la hora del día tampoco supone un problema, porque es un look perfecto para ir a trabajar a las 9 de la mañana, pero también para las fiestas que se alargan hasta la madrugada. 

Una sombra de ojos de un color un poco más oscuro que el de la propia piel y de acabado mate – este último detalle es crucial – otra de un tono hueso y un pincel difuminador es todo lo que se necesita para crear un ‘cut crease’. El primer paso consiste en aplicar el tono más claro sobre todo el párpado móvil por medio de pequeños toquecitos con la yema de los dedos; a continuación, se aplica con el pincel la sombra oscura a lo largo del pliegue que separa el párpado fijo del móvil.
La paciencia es clave a la hora de llevar a cabo este segundo paso ya que, cuanto más fundido quede el pigmento con la piel, más bonito y realista será el resultado. Para terminar, la sombra color hueso también hará las veces de iluminador debajo del arco de la ceja, gesto con el que se consigue un ‘efecto lifting’ que levanta la mirada.

El éxito del cut crease ha provocado que sean muchas las marcas de belleza que creen paletas en las que encontrar todos los tonos necesarios para dominar la técnica: Bobbi Brown y su Chocolate Eye Palette en la que, además de cuatro tonos con los que maquillar los ojos, incluye 3 colores intensos con los que dibujar el eyeliner; la icónica Naked Basics de Urban Decay, con 6 sombras mate con opciones para cualquier tono de piel; o el quinteto de tonos de 5 Couleurs Designer de Dior, en el tono Touch.

Más sobre

Regístrate para comentar