selena-gomez-labios-gloss

Selena Gomez vuelve a recurrir a su textura favorita para unos labios más gruesos

Más volumen. Más grosor. Las texturas en ‘gloss’ han vuelto para transformar ópticamente los labios finos

Selena Gomez acudió recientemente al estreno de la tercera parte de 'Hotel Transilvania' con un maquillaje ultra femenino en el que confirmó que se apunta al look del momento: los labios glossy. Después de una larga temporada con el noventero acabado mate como tendencia reina, los labiales jugosos vuelven para recuperar su trono. El maquillador de la cantante, Hung Vanngo, ya ha utilizado esta textura en gran parte de su clientela – Emily Ratajkowski, Stella Maxwell o Rosie Huntington, entre otras – y el efecto final no puede ser más apetecible: boca más voluminosa, gruesa y jugosa. Roberto Siguero, National Make Up Artist de Lancôme, nos revela la técnica que se esconde detrás de este maquillaje de labios XL.

La primera regla que se extrae del look de Selena es acerca del tono que hay que elegir: "Utilizar colores claros y brillantes hacen que el labio parezca más grueso y voluminoso”, apunta Siguero. Si el efecto que se quiere conseguir es el de una boca más llena, los tonos oscuros como el granate menguan ópticamente su aspecto, sin embargo, los nudes, rosas claros o los colores melocotón, logran aumentarlo. Lo importante para que el producto no se asiente sobre los pellejitos que suelen acumularse en la zona es la exfoliación previa ya que, al igual que el resto del cuerpo, los labios necesitan este gesto para que su superficie sea lisa y suave.

Para las que todavía no se animan a pasarse al gloss, existe otra técnica con la que se emula este efecto volumen sin necesidad de acabados brillantes: maquillar los labios en dos tonos, uno de base y otro ligeramente más claro. “El tono base lo aplicaremos en todo el labio y el tono más claro en el centro para conseguir ésta sensación de volumen”, explica el maquillador, si además se combinan las dos texturas – mate como base y brillante como top coat – el resultado será aún más efectivo.

Para el tándem mate-gloss, KissKiss Matte de Guerlain en el tono Caliente Beige funciona como un perfecto nude de base y el nuevo Color Riche Shine en Woke Like This, de L’Oréal Paris, el labial con el que aportar dimensión a la parte central de la boca. Para un efecto brillo global, se aplicaría éste último encima de toda la capa inferior, o solo para un acabado más ligero.

Más sobre