Los 4 momentos en los que más cambiamos de look según los estilistas

Dar un giro a tu imagen tiene un gran componente emocional. Hemos hablado con dos expertos para que nos cuenten los motivos que más nos impulsan a hacerlo

Mucho te hemos hablado a lo largo de los últimos meses de los cambios de look de las celebrities. Actrices, modelos, influencers y hasta algunas royals han decidido pasar por la peluquería para darle un nuevo aire a sus melenas. La Duquesa Catherine lo hizo en julio -en septiembre se ha hecho público que está esperando su tercer hijo-, mientras que su hermana Pippa apostó por un long bob hace apenas una semana, tal vez porque buscaba un cambio de look tras su reciente enlace, la pasada primavera. Todos estos cambios nos han llevado a preguntarnos si existen momentos en los que las mujeres -celebrities al margen, pues ellas muchos de sus cambios están condicionados por exigencias del guion- decidimos visitar a nuestro peluquero de confianza y pedirle que se ponga 'tijeras a la obra'.

Está claro que, muchas veces, esta decisión tiene que ver con un factor relacionado con la salud de nuestro cabello. Es fundamental tener el pelo sano y este es el motivo que casi siempre nos lleva a ir a la peluquería. Pero también hay mucho de emocional en esta decisión. De hecho, tal vez no lo has pensado, pero nuestro cabello tiene mucho que ver con nuestra personalidad. Es una de las partes más visibles de nuestra imagen y nos ayuda a crear la identidad que queremos transmitir al resto. Por ello, existe, como nos cuenta Daniele Sigigliano, la creencia de que el cambio de look va aparejado a una crisis personal, según los psicólogos, pero por su experiencia personal en Blow Dry Bar, para él no siempre es así. Para él, un giro a nuestra imagen, lo que sí implica es una forma de auto afirmarse, de reforzar la autoestima, de mostrar que hay confianza de uno mismo. “A las mujeres les gusta renovarse, aportar algo nuevo, no tiene por qué implicar nada más. Solo sentirse guapas”, nos dice. Pero lo cierto es que hay momentos concretos en los que sí que aumenta el número de mujeres que deciden dar ese paso.

Después (o para algunas antes) de las vacaciones

El propio Daniele Sigigliano matiza que sí que hay momentos en los que se disparan las peticiones de cambios de look, y una de ellos es septiembre, a la vuelta de las vacaciones. Tras esta decisión él ve un motivo claro, sobre todo el deterioro de la melena durante los meses de sol, cuando muchas mujeres deciden 'matar dos pájaros de un tiro'. “Aprovechando que se sanea el pelo se hace un nuevo look para dar entrada al otoño. Además, septiembre es un mes en el que hay muchos eventos y fiestas. Nuestras clientes quieren sorprender con nueva imagen, cortes de pelo y los tonos que son tendencia”, nos cuenta Daniele. El peluquero Eduardo Sánchez coincide en esos cambios en torno a las vacaciones, pero para él antes de que lleguen: “Las vacaciones son una etapa para disfrutar de ti y por qué no, de tu nuevo look”.

Tras pronunciar el 'sí, quiero'

Recogidos, melenas sueltas con movimiento... está claro que muchas novias quieren dejar crecer su melena para tener más opciones y elegir un peinado 'de foto' el día de su boda. “Antes de la boda, todas las mujeres tienden a dejar su pelo crecer, quieren llevarlo largo el día del enlace, por lo que cuando ésta termina piensan que su cabello necesita un corte y además, después de tanto tiempo dejándolo crecer es una manera de liberarse de la prohibición de cortárselo”, nos cuenta el director de la Maison Eduardo Sánchez, dejando claro que, al igual que parece haber hecho Pippa Middleton, muchas mujeres ven en este momento la ocasión perfecta para dar un giro a su look.

coco-rocha

¿Y ante un cambio de década?

La crisis de los 30, de los 40... parece que los números redondos asustan a algunas mujeres. “Cuando las mujeres están pasando un momento de inseguridad, como puede ser un cambio de decenio en su edad (de los 30 a los 40, por ejemplo) siempre buscan ese cambio que piensan que va a mejorar su existencialidad”, nos cuenta Eduardo Sánchez. Eso sí, apunta que “como peluquero hay que tener mucho cuidado cuando se realizan este tipo de cambios porque es muy probable que no les guste".

selena

Tras una ruptura: vida nueva, 'look' nuevo

Y si hay otro momento en el que, no parece haber duda, las mujeres se cortan el pelo, ese es cuando pasan por una crisis de pareja. “Cuando rompen con su pareja, cortarse el pelo es una forma de cortar con la imagen que tenían durante esa relación, y mucho más si ha sido su pareja quien las ha dejado”, nos cuenta el director de la Maison Eduardo Sánchez. Coincide con él Daniele Sigigliano, que nos cuenta que “quizás la motivación que sí hemos podido comprobar en el equipo de BDB que lleva al cambio drástico de imagen es la de una ruptura sentimental. La mujer acude al centro de belleza como inicio de una nueva vida en donde romper con el pasado. Lo primero que busca es un cambio de adentro hacia afuera lo que le da empuje para una transformación total. Y así empezar nueva etapa”, nos dice. Hay que tener cuidado con los giros radicales en estos momentos, pues son rachas complicadas en las que las decisiones pueden ser demasiado impulsivas y poco meditadas.

Más sobre

Regístrate para comentar