'Reiki', la alternativa ideal para decir adiós al estrés y la ansiedad

Esta terapia milenaria restablece el bienestar de mente, cuerpo y alma a través de la imposición de manos

Una habitación cálida y silenciosa, aroma a incienso, música relajante, una camilla bien cómoda, un profesional cualificado... Ya tenemos todos los elementos necesarios para disponernos a disfrutar de una sesión de reiki. Ésta es una terapia alternativa (reconocida como tal por la Organización Mundial de la Salud) que cada día gana más adeptos y que, procedente del lejano Japón, se basa en la canalización de energía a través de la imposición de manos, tanto localizada como de todo el cuerpo. ¿Sus beneficios?, prácticamente innumerables:

-Genera una sensación de armonía general: aumenta la vitalidad, potencia las fuerzas y el optimismo.
-Puede ayudar a reducir dolores crónicos (artritis, reúma, artrosis, espalda y lumbares, dolores menstruales, dolores de cabeza, etc).
-Acelera la curación de lesiones (fracturas, heridas, etc).
-Aumenta la capacidad del cuerpo para combatir las defensas.
-Es eficaz también con problemas de estómago o infecciones de la piel.
-En combinación con quimioterapia, se puede emplear para ayudar a los enfermos de cáncer a mantener la fortaleza que necesitan para soportar el tratamiento.
-Ayuda a abandonar hábitos dañinos (mala alimentación, exceso de alcohol o de tabaco), a combatir el estrés, la ansiedad o el insomnio.
-Libera emociones reprimidas, reduce la agresividad, la tristeza, la frustración, etc.

Una agradable sensación de ingravidez

Ésta es, al menos, la percepción más habitual entre muchas de las personas que se someten a estas sesiones cuando el terapeuta coloca sus manos en los puntos energéticos del cuerpo del paciente, aunque también se puede experimentar cosquilleo, frío, calor, relajación, sensación de alivio, descanso...

Respecto al número de sesiones, en general, el tratamiento suele constar de un mínimo de cuatro (de 45 minutos cada una, con un precio aproximado de 50-60 euros) aunque, lógicamente, esto depende de cada caso concreto. No obstante, lo que parece claro es que, si lo que perseguimos es una buena ‘renovación de energías’, el reiki se nos presenta como una de las mejores alternativas ¿Se anima a probarlo?

Más sobre

Regístrate para comentar