El triunfo de lo natural: 'Menos siempre es más', incluso, en tus maquillajes de fiesta