Confirmados por la ciencia: 5 hábitos que transforman tu piel y tu cuerpo sin salir de casa

Dormirte todos los días a la misma hora o desayunar proteínas son solo dos de ellos, ¿adivinas los demás?

Desde sustituir el café matutino por alguna de estas bebidas anticelulíticas hasta los trucos más sencillos con los que se puede quemar grasa sin hacer deporte: convertir los días en casa en la mejor situación para cuidarte es posible. Ahora que se han aplazado las reuniones, las citas y las celebraciones, llega el momento de poner a prueba muchos de los trucos saludables que se aplazaban por falta de tiempo. Estos hábitos que prometen transformar tu cuerpo y tu piel podrían ser la mejor forma de empezar porque, además de que se pueden poner en práctica desde casa, están respaldados por la ciencia. Dormirte todos los días a la misma hora es el primero de los 5 cambios que puedes incluir en tu rutina para cambiar tu vida a mejor: 

Rituales caseros cienciaVER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: Gimnasio en casa: ponte en forma con los ejercicios más efectivos

1. Dormir todos los días a la misma hora

Ahora que las cenas fuera de casa están descartadas, disfrutar de las 8 horas recomendadas por los expertos para darle al cuerpo el descanso que se merece es mucho más fácil. Si además te vas todos los días a dormir en el mismo momento... los beneficios se multiplican. Un estudio llevado a cabo por la American Academy of Sleep Medicine de Estados Unidos reveló que las personas que duermen de forma irregular tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y una tendencia a estar de peor humor durante todo el día siguiente. Conclusión: irse a la cama a la misma hora no solo es más saludable, también te ayuda a sentirte feliz. 

2. Desayunar huevos

Hace unos meses, Chrissy Teigen revelaba su sencillo secreto para adelgazar era su desayuno: “Tengo que comer huevos para desayunar, ya sean en tortilla, duros o pasados por agua”. Pues parece que su truco está respaldado por la ciencia porque gracias a un estudio en el que se investigaban los hábitos alimentarios de un grupo de mujeres, se descubrió que aquellas que aumentaron de un 15 a un 30% su ingesta de proteínas comieron una media de 441 calorías menos a lo largo del día. La razón es que las proteínas son de digestión lenta, lo que significa que mantienen el estómago saciado durante más tiempo que otro tipo de nutrientes. 

Hábitos casa cienciaVER GALERÍA

3. Aliñar tu ensalada con aceite de oliva

Hace poco te contábamos que un estudio llevado a cabo por la Universidad de Minessota descubrió que el aceite de oliva ayuda a estimular a unas células que se asocian a una vida más longeva. Pues bien, además de vivir más, el conocido como oro líquido también conseguiría una piel más bonita. Según otra investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition, las mujeres que aliñan sus platos con aceites de oliva, soja o aguacate, consiguen asimilar mejor los nutrientes de la ensalada. Además, son materias primas ricas en vitaminas (como la A, la E y la K) y ácidos grasos esenciales que ayudan a combatir el envejecimiento prematuro e iluminan y nutren la piel. 

4. Cenar pronto 

"En España estamos acostumbrados a cenar a horas en las que prácticamente deberíamos estar durmiendo, o cenar justo antes de irnos a la cama. Este es un mal hábito que agrava considerablemente el sobrepeso y la obesidad", explicaba Marta Lorenzo, nutricionista y colaboradora de ¡Hola!. Pues al igual que ya no hay excusa para irse a dormir a horas intempestivas, tampoco para cenar justo antes de irse a la cama. Los expertos aconsejan tomar la última comida del día unas dos horas antes de dormir, un hábito que además de hacerte sentir más ligera, evita el insomnio y el envejecimiento celular. 

Hábitos saludables casaVER GALERÍA

5. Hacer deporte todos los días

Lejos de tratarse de un consejo obvio, entrenarse a diario no solo consigue beneficios a nivel físico sino que también te puede ayudar a ser más feliz, un estudio llevado a cabo por científicos de las universidades de Yale y Harvard lo confirman. La conclusión a la que llegaron tras la investigación es que aquellas personas que hacen ejercicio de forma regular se sienten tristes y deprimidas tan solo durante 35 días al año, 18 menos que los que llevaban un estilo de vida sedentario. Una razón convincente para animarse a practicar deporte ahora que sobra más tiempo. 

Más sobre

Read more