piernas-elsa-hosk-vero-moda

Piernas bonitas: el plan 'detox' que esperabas esta primavera

Dieta, tratamientos profesionales y cosmética casera para acabar con la retención de líquidos

Objetivo: conseguir unas piernas tonificadas, estilizadas y ligeras. ¿Te suena el propósito, verdad? No estás sola, es una de las metas para muchas mujeres ahora que, estrenada la primavera, ven cada vez más cerca el sol y el calor. Aunque estos días afrontamos un pequeño paréntesis, lo cierto es que pronto querremos decir adiós a las medias con la subida de las temperaturas que, además, no hacen sino empeorar uno de los principales problemas: la retención de líquidos. Esta se agrava, pues por culpa del calor los vasos sanguíneos se dilatan y la sangre fluye más lentamente. Tal y como nos explica el doctor Leo Cerrud, experto en medicina estética y nutrición, hay solución: desde incluir en nuestro día a día pequeñas rutinas a modificar algunas pautas alimenticias, pasando por el recurso de la medicina estética, que ofrece variados procedimientos mínimamente invasivos que nos ayudan a conseguir unas piernas listas para el buen tiempo. Es el momento, eso sí, de empezar ¡ya!

Como decíamos, uno de los principales inconvenientes es la temida retención de líquidos. Muchas veces es el primer aspecto que debemos tratar, tal y como nos confirma la experta en estética Carmen Navarro. “Se produce por la acumulación de líquidos, y muchas veces afecta también a tobillos y pies. Las causas pueden ser varias y, una vez más, nuestra alimentación también puede estar influyendo, por ejemplo, una dieta rica en sodio. Pero también el consumo de algunos medicamentos, o bien producirse en personas que realizan viajes largos o que por su trabajo pasan demasiadas horas sentadas. De cualquier modo, lo más aconsejable es consultar siempre con nuestro médico de referencia porque detrás de esta situación, a veces, se esconden otro tipo de complicaciones que requieren una revisión”, nos cuenta.

Los alimentos que debes incluir en tu dieta

Lo que está demostrado es que la dieta influye en la belleza y la salud de nuestras piernas, y mucho. Hay, por lo tanto una serie de claves relacionadas con nuestra alimentación que nos ayudan a controlar dicha retención de líquidos, tal y como nos cuenta la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza. “La vitamina B6 o piridoxina ayuda a la regulación sanguínea y al correcto funcionamiento cardiaco, fundamentales para mantener un buen flujo sanguíneo y de esa manera evitar la retención de líquidos", nos cuenta, y nos explica que podemos encontrar esta vitamina en las carnes rojas, el hígado, los pescados (especialmente el arenque y salmón), los cereales (como el germen de trigo), lácteos y leche en polvo, los frutos secos (como nueces o piñones) y las legumbres (como las lentejas).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de A Year Of Breakfasts (@ayearofbreakfasts) el

 

"Los alimentos que debemos tomar para evitar la retención de líquidos son los que contengan mucha agua y electrolitos, especialmente las frutas y verduras, pero hay algunos de ellos que son más importantes por sus propiedades. El pomelo es uno de ellos, ya que ayuda a depurar el organismo, a cuidar la salud hepática y a disolver la grasa. Se puede tomar en fruta, en zumo, y hasta existe el aceite de pomelo. La sandía es otra fruta que contiene muchos líquidos y además es muy baja en calorías, su contenido en potasio ayuda a evitar la retención de líquidos y hay que comerla con las pepitas que son un gran aporte de vitamina E. Otra fruta importantísima es la piña, que gracias a la enzima que contiene, la bromelina, ayuda a mantener las piernas ligeras. Se puede consumir directamente como fruta o zumo, o tomar suplementos con esta enzima”, nos cuenta.

Mientras, el doctor Leo Cerrud  matiza que no solo hay que evitar la sal, pues “existen también alimentos con alto contenido de sal como la salsa de soja, los frutos secos muy elaborados (conviene sustituirlos por pipas o nueces sin sal), alimentos muy procesados o precocinados y las frituras. También hay que dejar de lado el alcohol, que produce retención en el estómago y las piernas sobre todo”. Por el contrario, nos cuenta que conviene agregar alimentos drenantes, como la piña, el apio o el kiwi, así como aquellos ricos en potasio (plátano, aguacate, pescado azul, cilantro, perejil).

9 trucos para deshinchar las piernas

Dieta al margen, hay una serie de consejos que debemos tener muy en cuenta si lo que queremos es conseguir acabar con esa retención de líquidos. Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, los resume así:

1. Mantener un peso adecuado favorecerá la circulación y ayudará a evitar la retención de líquidos.

2. Es aconsejable no permanecer de pie ni sentado demasiado tiempo, por lo que hay que intentar aprovechar los momentos libres para dar una pequeña caminata, pues estirar un poco las piernas ayuda a que la circulación se active.

3. Practicar actividades deportivas sin impacto, ideales para activar la circulación sanguínea (elíptica, cinta de correr, nadar, caminar).

4. En el casos severos de problemas de circulación localizado en las piernas, hay ejercicios específicos, que un especialista medico recomendará para cada caso en particular.

5. Realizar un auto-masaje drenante con maniobras ascendentes, para activar la circulación y movilizar fluidos al llegar a casa, como rutina nocturna.

6. Al final del día, es buena idea colocar las piernas en alto para descansarlas y favorecer el retorno sanguíneo.

7. También conviene finalizar la ducha con un minuto de contraste con agua fría en las extremidades, que ayudará a activar la circulación. Las duchas de agua fría son otra buena manera de recomponer la circulación correcta en esta parte del cuerpo.

8. Beber abundante cantidad de agua, ya que favorece la eliminación del líquido retenido.

9. No abusar de las bebidas diuréticas, pueden traer un efecto adverso si se abusa de las mismas, ocasionando pérdida de líquidos necesarios para el funcionamiento de nuestro sistema y, por tanto, deshidratación.

En casa

Pero aún hay más cosas que puedes hacer para conseguir unas piernas listas para el buen tiempo, algunas de ellas recetas cosméticas 'DIY'. “Para lucirlas bonitas, lo básico es mantener la piel suave y cuidada. Por ello, es importante mantenerlas bien hidratadas, y para conseguir una buena hidratación y optimizar el efecto de los cosméticos que se vayan a aplicar con tal efecto, sería aconsejable realizar una buena exfoliación a priori. Un buen exfoliante casero consiste en la mezcla de aceite de argán, de oliva o de almendras dulces con sal, crear una emulsión y aplicarla sobre todo el cuerpo masajeando con movimientos circulares ascendentes. Retirarlo bajo la ducha y aplicar a continuación”, nos cuenta Patricia Cuenca, directora técnica de Oxigen.

Otro tratamiento muy recomendable que recomienda Patricia Cuenca es aplicar una mascarilla de manteca de karité con aceite de argán y envolver durante 15 minutos con plástico, para después retirar la mezcla bajo la ducha. La piel quedará bien nutrida y luminosa. Y la experta nos da, además, un consejo para evitar o reducir la foliculitis, esos incómodos pelitos enquistados: exfoliar a menudo la piel y utilizar un guante de crin para la ducha. "Lo que nunca hay que hacer es intentar apretar la piel para sacar el pelo, pues lo más probable es que se infecte. En el caso de infección, lo más recomendable es acudir al médico para que recomiende una crema antibiótica y, una vez curado, se recomienda aplicar aceite de rosa mosqueta para regenerar la piel y evitar que quede cicatriz", nos cuenta. 

Además, la doctora Rosso vuelve a insistir en que la calidad de nuestra piel la podemos mejorar con drenajes linfáticos manuales que ayudan a depurar nuestro cuerpo de toxinas y previenen la formación de celulitis. Coincide Patricia Cuenca, quien nos cuenta que aparte de una buena exfoliación e hidratación, nuestras piernas nos agradecerán y lucirán más bonitas si las sometemos a estos masajes o tratamientos circulatorios y drenantes para evitar la retención de líquidos y, además, tonificar.

Tratamientos profesionales

-Sin duda alguna, la medicina estética pone a nuestro alcance un buen número de alternativas para conseguir mejorar la belleza de nuestras piernas. La doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza, nos cuenta que hay dos excelentes tratamientos para combatir la flacidez, que son la carboxiterapia, que oxigena la piel y estimula la producción de colágeno, y los hilos de polidioxanona, en su opinión, el tratamiento estrella para redensificar la piel. La primera se aplica en sesiones semanales (aproximadamente 60 euros la sesión) y los hilos en 1 sola sesión al año y su precio varía en función de la cantidad de hilos que se aplican (desde 480 euros sesión).

-Mientras, Laura Parada, de Slow Life House, propone por su parte su Masaje subacuático, un tratamiento en el que un terapeuta lleva a cabo un masaje subacuático con un chorro de agua a muy alta presión de doble acción: se consigue una importante reducción del volumen corporal y tiene un efecto relajante del sistema nervioso (sesión individual: 70€).

-Para el caso concreto de celulitis con retención de líquidos, en la Clínica Cerrud nos proponen su tratamiento Drenakua, que incluye el inyectable Alidya combinado con ondas de choque. Alidya es el primer inyectable diseñado para combatir la celulitis y retención de líquidos; se aplica mediante mesoterapia que destruye el adipocito. Consigue mejorar la circulación y el metabolismo de las grasas, oxigenar los tejidos, eliminar toxinas y tonificar (560 €, 5 sesiones).

-Con el objetivo de mejorar el drenaje, la doctora Mar Lázaro, experta en medicina estética y nutrición con clínica en Zaragoza, propone un clásico, LPG Endermology: esta aparatología logra una estimulación mecánica y trata la piel de manera 100% natural para estimular el metabolismo de manera no invasiva. Se puede combinar con presoterapia para combatir la retención de líquidos.

-Otro tratamiento novedoso para remodelarlas es Adipologie Especial Piernas, disponible en los centros de Carmen Navarro. Gracias a su tecnología LFU (Low Frequency Ultrasound), que se basa en ultrasonidos de alta intensidad y baja frecuencia, este equipo consigue combatir la grasa acumulada hasta en las zonas más profundas y difíciles. ¿Qué podemos conseguir? Eliminar la celulitis, compactar el tejido y rebajar hasta varios centímetros desde la primera sesión. Un procedimiento que, además, es rápido, indoloro y con efecto duradero. (Precio por sesión: 200€)

More about