Doutzen Kroes cuerpo

Adelgazar mientras duermes es posible si tomas estas bebidas

Siete opciones recomendadas por nuestra experta Meritxell Martí que te ayudarán a perder peso de forma más fácil

Cualquier momento es bueno para intentar mantener a raya la báscula, aunque la labor se complica cuando se acercan unas fechas en las que los excesos son más que habituales. Los expertos recomiendan equilibrar la dieta cuidando qué comemos durante todo el mes, pero lo que no imaginas es que también puedes compensarla mientras duermes gracias a ciertas bebidas e infusiones. Muchas personas tienen costumbre de beber un vaso de leche, una tisana o simplemente algo de agua antes de acostarse. Una buena opción es buscar un doble beneficio, y es que además de ayudar a conciliar mejor el sueño, pueden también lograr que adelgaces mientras duermes, tal y como nos cuenta nuestra experta Meritxell Martí. Por supuesto, hay que tener en cuenta que algunas tisanas que pueden ayudar a drenar o eliminar líquidos, es preferible tomarlas durante el día, sobre todo si tu sueño es ligero, por lo que en un principio habría que descartarlas. Lo mismo sucede con ciertos productos que aumenta la combustión de calorías activando el organismo, como pueden ser el té o el café. Con esta primera recomendación presente, descubrimos qué bebidas puedes tomar antes de acostarte si quieres perder peso mientras descansas.

Lee también: Las infusiones de moda, a examen: ¿son realmente efectivas?

1. Leche, para disminuir los niveles de cortisol

No era extraño que las abuelas y madres recomendaran beber un vaso de leche caliente antes de dormir. Si bien esta bebida en sí no va a hacerte adelgazar, el efecto que provoca en el organismo -dormir mejor, siempre que seas tolerante y la digieras bien- sí que puede ayudar a perder peso. Si descansas bien, disminuirán los niveles de cortisol que provoca el estrés que nos causa el no dormir. Con niveles de cortisol moderados o bajos, el organismo metaboliza mejor las calorías y evita que se acumulen, sobre todo en la cintura. La leche, además, aporta triptófano, que es a su vez relajante. Y es un alimento rico en proteínas, sobre todo en caseína, lo que ayudará a la formación de músculos y evitar el acúmulo de grasas.

2. Batido de proteínas, para quemar calorías

Una pequeña cantidad de proteínas antes de acostarte evitará visitas nocturnas a la nevera o que te despiertes de hambre, ya que es saciante. Según algunos estudios, como uno publicado en el British Journal of Nutrition, tomar cierto contenido de proteínas antes de acostarte hace que el cuerpo queme más calorías mientras duermes. La proteína ayudará a su vez a reparar la musculatura y mejorar la formación de las propias fibras de colágeno y elastina. Una alternativa a las proteínas en batido podría ser un pequeño vaso de kéfir, rico en proteínas y probióticos que ayudara a su vez a mejorar el tránsito intestinal.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Olivia Palermo (@oliviapalermo) el

3. Bebida de soja, con fitoestrógenos

La soja por sí misma tiene un alto contenido en isoflavonas o fitoestrógenos, y al tomarla por la noche, mejora los niveles de estos estrógenos. La progesterona protege del estrés y por ello evitará los picos de cortisol, que a su vez provocan la formación de glucagón, una hormona que provoca el almacenamiento de calorías. Por otra parte, esta bebida también tiene un alto contenido en triptófano que, como la leche de vaca, también ayuda a evitar el cortisol.

4. Agua templada o caliente, para eliminar toxinas

El agua no adelgaza, pero sin embargo sí ayuda a disminuir el apetito, elimina toxinas y mejora las digestiones. Si la tomamos templada, ayuda a regular el tránsito intestinal y con ello evitar el acúmulo de toxinas. Si le añadimos pimienta, aumentará la combustión de calorías al elevar la temperatura corporal, mientras que si añadimos jengibre, potenciará la combustión de calorías y mejorará el tránsito intestinal y las digestiones.

5. Infusiones de canela, para estimular la combustión de calorías

Esta infusión, a la que se le puede añadir limón y miel (o stevia), es muy conocida en las dietas para adelgaza. Ayuda a estimular la combustión de calorías, a la vez que sacia y relaja. También ayuda a disminuir el azúcar sanguíneo, con lo que conseguiremos disminuir el acúmulo de grasas en el organismo, sobre todo en el abdomen. El limón, por su parte, es antioxidante y aumenta la combustión de las grasas. Si quieres,puedes mezclarla con té verde, siempre que este sea descafeinado y desteinado para no alterar el sueño.

6. Zumo de aloe vera, con efecto detox

Sobre esta bebida, Meritxell Martí destaca su capacidad desintoxicante y sus beneficios para el tránsito intestinal. Eso sí, nuestra experta insisten en tener cierta precaución y aconseja siempre comprar el producto preparado en lugar de hacerlo en casa, pues deberíamos filtrar varias veces las hojas para extraer por completo la aloína, una de las partes de la planta que puede resultar amarga y tener efecto laxante. Con el zumo de aloe vera directamente preparado, es recomendable mezclarlo con otra bebida como el agua o la infusión, en la dosis indicada en la botella, para que sepa mejor.   

7. Zumo de pepino, rico en antioxidantes

El pepino tiene un alto contenido en agua y es muy rico en antioxidantes, ayuda a mantener el organismo hidratado y, sobre todo, saciado. Es rico en inulina, un prebiótico no digerible que mejora la flora intestinal y evita la hinchazón del estómago. Por otro lado, aumenta el consumo de calorías mientras dormimos. La desventaja es que es algo diurético y por la noche puede hacernos despertar por la necesidad de ir al baño.

More about