Cumple estos hábitos hoy y tendrás menos celulitis en 2019

Reduce la apariencia de la piel de naranja con los alimentos, ejercicios y tratamientos que consiguen la diferencia en unas semanas

Afecta a cerca del 98% de la población femenina, se suele concentrar en muslos, glúteos y en la cara externa de los brazos, y no entiende de kilos: se sufre de igual forma sea cual sea el número que marque la báscula. “Nadie sabe con precisión qué es lo que causa la celulitis, pero está claramente relacionada con la presencia de estrógenos (hormonas femeninas) en la piel”, explica a la revista Time el doctor David Goldberg, especialista en dermatología. Aunque sea visible en la superficie, la celulitis es una condición que se origina en el tejido subcutáneo, lo que dificulta su tratamiento. Sin embargo, adoptar hábitos saludables, prestar atención a la alimentación y conocer ejercicios específicos consiguen atacar a la piel de naranja de forma global y con resultados efectivos. ¿La recomendación? Poner en marcha este plan 360º en invierno para disfrutar de los resultados cuando vuelvan a subir las temperaturas. 

1. Alimentación rica en colágeno y selenio
Aunque ataque de forma indiscriminada a casi todas las mujeres (solo se salva un 2% según los estudios) en aquellas que se mantienen en un peso ideal su apariencia es menos visible. Los expertos en nutrición coinciden en que las comidas procesadas, como las que venden en general las máquinas expendedoras, las bebidas carbonatadas o las harinas refinadas, deben eliminarse por completo de la dieta. Es recomendable optar por alimentos más naturales y cocinar, en la medida de lo posible, en casa. Los granos integrales con los que combatir la retención de líquidos son la opción adecuada, además del colágeno que fortalece la piel y se encuentra en carnes como el pollo, el pescado o los huevos, la cúrcuma, debido a su potente acción antiinflamatoria, o el selenio, presente en los frutos secos y conocido por mejorar el aspecto de la piel.

2. Más agua, menos sal
Mientras el exceso de sal potencia la retención de líquidos, lo cual agrava la piel de naranja, beber suficiente agua beneficia su drenaje. Los expertos recomiendan tomar unos 5 gramos de sal cada día, el equivalente a una cucharadita, pero según datos de AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), los españoles consumimos el doble. Para reducir la cifra, la mejor medida es, una vez más, olvidarse de los alimentos procesados porque suelen incluir altos niveles de sal. El consumo de agua, por el contrario, debe aumentarse hasta los 2 litros diarios. Bebidas anticelulíticas como el agua con limón o el té pueden ayudar a alcanzar esa cifra.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Marie von Behrens (@mvb) el

3. Entrenamiento a medida
Hacer deporte es beneficioso en general, pero si se conocen disciplinas específicas y eficaces para combatir la celulitis, el efecto será todavía mejor. “Si se quiere reducir la piel de naranja hay que combinar ejercicios de tonificación con otros aeróbicos. La fuerza y el cardio van cogidos de la mano. Haz entrenamiento de fuerza con poca recuperación y termina con un entrenamiento cardiovascular. Tu gasto calórico se disparará", aconseja Gemi Osorio, técnico de fitness y entrenadora de O2 Centro Wellness.   

4. Hábitos antiinflamatorios
Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, explica que introduciendo pequeños hábitos en el día a día se puede reducir el aspecto de la piel de naranja. Pequeños gestos como elegir ropa cómoda en lugar de ajustada, estirar las piernas cada cierto tiempo si se debe pasar todo el día sentada u olvidarse del ascensor para sustituirlo por las escaleras, promueven una buena circulación sanguínea, esencial para mejorar el problema. En cuanto al café, aunque la cafeína sea un ingrediente muy utilizado en cremas anticelulíticas, cuando se ingiere no consigue el mismo efecto por lo que es recomendable limitar su consumo o sustituirlo por té verde o kombucha.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sara Sampaio (@sarasampaio) el

5. Ritual anticelulítico nocturno
Laura Parada también recomienda los automasajes drenantes cada noche para mejorar el problema. Al contrario de lo que se suele creer, los movimientos de las manos deben realizarse en sentido contrario al de la circulación sanguínea -es decir, de abajo a arriba- para eliminar la retención de líquidos. Esta rutina favorece la ligereza de las piernas, el lugar más común en el que se acumula la celulitis. Para ponerlo en práctica, los laboratorios Clarins aconsejan sentarse en una superficie plana con las piernas estiradas y comenzar desde los tobillos hacia las caderas. Para terminar, se flexionan las rodillas con los tobillos cruzados y se realizan suaves presiones con las yemas de los dedos siguiendo el mismo recorrido que antes. Realizar el masaje con ayuda de un producto anticelulítico, como Body Fit de Clarins, Pumpkin Slim Body Shaper de Too Cool For School o el Aceite Reductor Relajante de LPG, lo hará más efectivo.

6. Tratamientos específicos en cabina
Combinar los cosméticos diarios con tratamientos en cabina cada cierto tiempo potenciará al máximo sus resultados. Existen infinidad de protocolos destinados a reducir la celulitis atacando directamente a los cúmulos de grasa y mejorando el drenaje de la zona. El masaje mecánico de LPG Endermologie (disponible en centros como Carmen Navarro), la radiofrecuencia de Exilis Ultra 360º (el más demandado en Instituto de Benito) o el masaje manual Remodelage de Martine de Richeville (exclusivo en Tacha) son distintas alternativas no invasivas, con resultados se apreciables tras pocas sesiones, mientras que el tratamiento Cellfina (en el Instituto Médico Ricart) solo necesita 45 minutos para mejorar el aspecto de la piel, aunque sí es mínimamente invasivo.

Más sobre

Leer más