El aceite de coco y sus beneficios sobre la piel y el cabello

Sus propiedades hidratantes han conquistado, entre otras, a Gigi Hadid, Ariadne Artiles o Sofía Vergara

Es uno de los aceites más versátiles y utilizados, tanto en la cocina como en el mundo de la cosmética. Pero su primer uso ha sido foco de controversia recientemente, después de que la epidemióloga Karin Michels, de la Harvard T. H. Chan School of Public Health, encendiera el debate. En una conferencia en una universidad alemana, la doctora cuestionó las presuntas bondades de este alimento, calificándolo incluso de 'veneno'. La científica exponía que no hay estudios realizados en humanos que demuestren sus supuestos efectos positivos al cocinar y hablaba de su exceso de ácidos grasos saturados, que pueden ser perjudiciales para la salud.

Pero más allá de su cuestionable empleo en la cocina, de lo que no cabe duda es de que este aceite vegetal sí es una buena elección en cuestiones de belleza. Así nos lo confirma nuestra experta Meritxell Martí: "Es el aceite que se usa en el Caribe para nutrir la piel seca por el sol: labios, manos y cuerpo. Es muy suave y neutro, ideal también como base de aceites esenciales más potentes, y rico en ácido láurico, un potente Omega que ayuda a mejorar el sistema inmunitario en la piel”. Ella destaca, sobre todo, sus bondades para el cabello. “De hecho, si nos fijamos, las mujeres de estas zonas tienen el pelo largo e hidratado. Igualmente es efectivo cuando el cabello es fino, pues aporta proteínas esenciales necesarias para sanar el cabello estropeado”, nos cuenta.

El preferido de muchas 'celebrities'

No son pocas las celebrities que confiesan haber caido en las redes del aceite de coco. Gigi Hadid, por ejemplo, reconocía en una entrevista que la clave del buen aspecto de su melena era aplicarse aceite de coco siempre que podía, extendiéndolo por todo su cabello y recogiéndolo después en un moño para mantener la humedad durante el máximo tiempo posible. Solo después, cuando ya estaba el tiempo necesario actuando, lo lavaba.

Sofía Vergara es otra de las incondicionales de este ingrediente por su poder hidratante. "Duermo envuelta en film de plástico y con aceite de coco por todas partes", comentó a US Magazine. Tal vez no es la opción más cómoda, pero no hay duda de que es una cura de hidratación para la piel. Mientras, Ariana Grande, por ejemplo, confesaba en la revista Byrdie que era el secreto de su piel y también de su cabellera de impacto, pues lo utilizaba para hidratarse entera, desde la cabeza hasta los pies.

También es conocido su uso para prevenir la aparición de estrías. Ariadne Artiles, en una ronda de preguntas con sus seguidores en Instagram Stories, hablaba de cuál fue su aliado en el embarazo para prevenir las estrías, y la respuesta no era nino este aceite. Y no es el único uso que le daba pues en una entrevista con Fashion la modelo también reconocía utilizar este producto para cuidar su melena, pero, eso sí, “ecológico, el mismo que utilizo para cocinar, ¡para el cuerpo y el pelo!”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sara Sampaio (@sarasampaio) el

Un ingrediente en auge

“Es cierto que el aceite de coco es popular por sus propiedades cosméticas, medicinales y nutritivas. Ayuda en la hidratación de pieles secas”, nos explica Inmaculada Canterla, directora de Cosmeceutical Center, quien nos habla del uso de los derivados del coco muy suaves, particularmente indicados para evitar la irritación en la piel, ojos y mucosas, en la formulación de productos infantiles y dermoprotectores de tratamiento. También hace referencia al “Monoï de Tahití, obtenido a partir de la maceración de flores de Tiaré en Aceite de Coco rico en compuestos terpénicos, muy conocidos por sus propiedades calmantes y purificantes”.

¿Por qué se ha vivido un auge en el uso de este producto? “Quizás la tendencia a productos 100% libres de rellenos (siliconas), alérgenos, toxinas, derivados del petróleo (petrolatos y parafinas), químicos sensibilizantes, parabenos…ha conseguido como acto reflejo pasarse al uso de diferentes aceites naturales como el aceite de argán, de chía, de coco, de oliva… aunque no debemos olvidar que no a todas las pieles les vendrán bien, pues hay pieles que prefieren texturas ligeras de rápida absorción con efecto mate”, nos cuenta Canterla.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ariadne Artiles (@ariadneartiles) el

El aceite más versátil

- Es una excelente alternativa como hidratante para todo tipo de piel, especialmente beneficiosa en las pieles secas, además de una buena opción para realizar masajes.

- Como es un buen antioxidante, protege contra el envejecimiento de la piel, por lo que ayuda a disminuir las arrugas visualmente y la flacidez. Es especialmente beneficioso cuando la piel tiene problemas como psoriasis, dermatitis, eczema e infecciones cutáneas. 

- Son muchos los beneficios que puede aportarle a tu pelo, debido en parte a sus propiedades humectantes. Como es un buen nutriente, es una ayuda eficaz para que crezca bien y le de brillo al cabello, así como para mejorar su calidad. Puedes usarlo como mascarilla en verano y vacaciones. Sirve también para evitar la pérdida de masa de cabello, y lo más recomendable en ese caso es que se masajee el cuero cabelludo. Es útil también cuando hay problemas de caspa seca e irritaciones del cuero cabelludo. Además, es efectivo cuando el cabello es fino, pues aporta proteínas esenciales necesarias para sanar el cabello estropeado.

- Meritxell Martí nos explica que es una buena base para mezclar con otros aceites, ya que es suave y fácil de penetrar en la piel. Se puede combinar con los aceites esenciales y otros extractos herbales. Es uno de los aceites más estables y es muy difícil que se vuelva rancio, al igual que los otros componentes que se le incluyen. Además no altera las propiedades de los otros aceites y los estabiliza, de hecho actúa como conservante de los activos que se puedan incluir.

Eso sí, Inmaculada Canterla matiza sobre la utilización tan solo de productos con aceite de coco: “No hay que olvidar que pueden ser muy ricos en antioxidantes naturales y ácidos grasos esenciales, pero no todo el tratamiento del envejecimiento de la piel se puede hacer con ellos”, explica.

Más sobre

Leer más