Kendall Jenner

Playa, montaña o ciudad: un deporte para cada destino de verano

Escalada, paddle surf, voleibol... Estas vacaciones disfrutarás del ejercicio en cualquier lugar

En verano aprovechamos para desconectar y disfrutar de los días de descanso. Lejos de nuestra rutina diaria, tendemos a concedernos ciertos caprichos que evitamos normalmente. Sin embargo, la época de reposo por excelencia del año no está reñida con llevar un estilo de vida saludable. Existe una manera de evitar la temida vuelta al gimnasio con unos kilos de más y consiste en realizar algo de actividad física durante las vacaciones. Sacar un rato al día para dedicarlo al ejercicio es algo sencillo, y a diferencia de lo que pueda parecer, no afecta para nada el hecho de que nos podamos encontrar lejos de casa o del gimnasio al que acudimos con regularidad. Cualquier deporte que realicemos durante, por lo menos, veinte minutos ya estará provocando un cambio significativo en nuestro balance de actividad física haciendo que pasemos de un estilo de vida sedentario a uno activo. ¿Y lo mejor? Que gracias a las endorfinas disfrutaremos de las vacaciones todavía más.

SI VERANEAS EN LA COSTA...
La playa, como destino, ofrece muchas ventajas, al igual que como gimnasio improvisado. La arena ejerce mayor resistencia, por lo que todos los deportes sobre ella como fútbol, volley o, directamente, salir a correr, consiguen mantenernos en forma. Izabel Goulart, por ejemplo, aprovecha su día junto al mar para jugar con su pareja a pasarse la pelota utlizando las palas, un ejercicio que además de quemar calorías hace que sus brazos y piernas se tonifiquen. En la línea de las palas, otra disciplina que quema más de 500 calorías en una hora es el lanzamiento de frisbee.

SI VERANEAS EN LA MONTAÑA...
Para quienes sean más de montaña, todo lo que suponga andar aportará beneficios tanto físicos como psicológicos. El trail running que consiste en correr por caminos, es quizás la opción idónea para personas habituadas al ejercicio regular. No obstante siempre se puede realizar senderismo mirando el podómetro. Una buena meta sería sobrepasar los 15.000 pasos. Aquellas personas más aventureras encontrarán en el ciclismo de montaña o en la escalada actividades físicas que dispararán los niveles de adrenalina, además, esta última es la actividad que más calorías gasta.

SI VERANEAS EN UN LAGO...
Los destinos vacacionales en zonas de agua dulce dependen mucho del agua. Aquellas zonas sin mucho movimiento como los lagos, pueden ser el lugar perfecto para nadar. Si bien es cierto que para superar los veinte minutos de rigor es recomendable optar por la forma que mejor se nos dé para aguantar la resistencia, es el crol el estilo más eficiente. El paddle surf, por ejemplo es el deporte que han practicado Cindy Crawford y su hija Kaia Gerber estas vacaciones que consiste en mantenerse de pie sobre una tabla de surf y remar. Además no requiere tener un nivel físico concreto. Por el contrario, si el agua tiene movimiento, hacer vacaciones cerca de ríos, se puede hacer un descenso en kayak o incluso rafting si se prefieren las actividades en equipo.

SI VERANEAS EN UNA CIUDAD...
Por último, si el turismo que nos gusta es el urbano, la ciudad también nos permite ejercitarnos. Por ejemplo andar en marcha rápida entre 30 y 50 minutos nos va a permitir conocer la zona en la que nos encontramos en poco tiempo y trabajar las piernas y los glúteos, al igual que si salimos a correr. Además del cardio, se puede realizar un entrenamiento funcional en cualquier parque mediante la creación de circuitos de flexiones, abdominales y demás ejercicios utilizando el peso de nuestro cuerpo.

Más sobre

Regístrate para comentar