Seis bebidas adelgazantes mejores que el café

Estas recetas no solo son una buena y refrescante alternativa, además, te ayudarán a liberar tu cuerpo y tu piel de toxinas

Volver de las vacaciones con kilos de más resulta inevitable, sobre todo cuando la actividad física se reduce. Pero recuperando varios hábitos a comienzos de semana y optando por ciertas bebidas, es posible mantener el peso. Tal y como nos explica nuestra experta Meritxell Martí, en concreto algunas bebidas adelgazantes pueden ayudar, por un lado, a hidratar el cuerpo y liberarlo de toxinas; y por otro, a quemar calorías de forma más saludable.

Es cierto que entre las opciones más recurrentes está el café. En su justa medida, no tiene calorías y el contenido en cafeína aumenta el gasto calórico, ya que acelera el metabolismo. Un ejemplo que da Meritxell es cuando se hace ejercicio: si se toma un poco de café, el organismo no siente tanto el esfuerzo, por lo que vamos a estar mucho más activos y con ello quemaremos más calorías y disminuirá la sensación de hambre. La cafeína de por sí es diurética, pero hay que tener cuidado, porque, por contra, un exceso de cafeína puede provocar retención de líquidos. Si eres de las que no pasas un día sin  opta por el verde. Se puede preparar como una infusión es muy rico en ácido clorogénico, que es una combinación de esteres de polifenoles que ayudan a disminuir el azúcar sanguíneo, por lo que se quemarán grasas, ya que nuestro organismo las va a usar como energía. Hay que tener en cuenta que el café verde también contiene cafeína, por lo que hay que evitar los excesos. Por esta razón, es bueno que también tengas en cuenta otras alternativas recomendadas.

Lee también: El batido detox más buscado en Pinterest para no engordar en verano

-Té verde frío

El té verde tiene gran capacidad antioxidante. Contiene catequinas, sustancias que tienen efecto termogénico, lo que quiere decir que aumenta el consumo calórico y promueve la oxidación de las grasas. Es por ello que si gastamos más calorías de las que gastamos habitualmente, nuestro cuerpo consume las reservas y con ello conseguimos adelgazar. Para ello, nuestra experta aconseja beber al menos tres tazas diarias. Hay que preparar un té verde, dejarlo enfriar y beberlo como refresco. Es, además, diurético, por lo que es de gran ayuda para combatir la celulitis y evitar la retención de líquidos.

-Limonada con sacarina, menta y pimienta

Se prepara una mezcla de zumo de limón y agua a partes iguales, a la que se añaden unas hojas de menta y unos granos de pimienta. Se deja reposar y se ponen unos cubitos de hielo. Es una bebida muy refrescante, sin calorías. Ayuda a limpiar el organismo gracias al zumo de limón, que va ayudar a alcalinizar el organismo. Las hojas de menta le dan sabor. Ayuda a evitar la retención de líquidos, ya que es drenante, pero gracias a la pimienta que le aporta un suave sabor picante, ayuda a reducir la sensación de hambre, por lo que si lo tomamos antes de la cena o la comida, o incluso durante, comeremos menos sin darnos cuenta.

-Agua con jengibre y limón

El jengibre, entre otras propiedades, nos ayuda a mejorar las digestiones que, al ser más rápidas evitan que se nos hinche el estómago después de comer, sobre todo frenando la aparición de gases, lo que hará que nos sintamos mucho más ligeros. Esta bebida tiene capacidad de basificar el organismo gracias al limón, y además aporta vitamina C y es muy antioxidante, lo cual es ideal en verano, cuando estamos más expuestos al daño de los rayos solares. Para prepararla, lo ideal es hacer una infusión con jengibre dejando un trocito en el agua, añadir unas rodajas de limón y dejar enfriar. Se puede hacer igualmente a la inversa, preparando una limonada o zumo de limón con agua y rayando directamente jengibre fresco.   

-Bebidas con açai

El açai es una baya originaria del Amazonas con alto contenido en antioxidantes. De hecho, como todas las bayas oscuras, es muy rica en flavonoides. Estimula el organismo en la combustión de las grasas y ayuda a mejorar el metabolismo de los lípidos. Así, tanto la fibra como los ácidos grasos que contienen estas bayas mejoran la combustión de las grasas, además de que ayudan a que disminuya la ansiedad por el picoteo, porque estimula en general el metabolismo. A estas bayas se le atribuyen propiedades detox para el organismo. La mejor manera de incorporarlas a nuestra bebida es en forma de zumo. Hay que tener en cuenta que es de sabor muy fuerte y ligeramente amargo, por lo que es aconsejable rebajarla en agua y añadir algún edulcorante como la stevia. 

 

Una publicación compartida de @cassieamato el

-Té con canela

En este caso, Meritxell Martí aconseja preparar un té y añadir unas ramitas de canela. Se puede tomar tanto frío como caliente. El té tiene cafeína, algo que hay que tener en cuenta para no pasarnos con la cantidad que tomamos, pues va a estimular el metabolismo. La canela ayuda a calmar el organismo, y con ello comeremos más equilibradamente, evitamos el picoteo, ya que ayuda a disminuir la sensación de hambre, sobre todo cuando es por ansiedad o nerviosismo. La canela ayuda a disminuir también el azúcar sanguíneo.

-Batido de piña

La piña, además de tener capacidad diurética, contiene pocas calorías, y un alto contenido en enzimas digestivas como la bromelaina, que es una enzima que mejora las digestiones, haciendo que sean más rápidas y evitando que se hinche el estómago por formación de gases, sobre todo cuando hemos comido abundantemente o llevamos muchos días comiendo demasiado. Una opción para desayunar es un batido de piña, con medio vaso de leche desnatada, dos vasos de piña y un puñadito de semillas de lino. Se tritura todo con la batidora y se añaden varios cubitos de hielo, lo que lo hará mucho más ligero. La fibra que aportan tanto la piña como las semillas de lino va a ayudar a mejorar el tránsito intestinal en personas ligeramente estreñidas. Eso sí, nuestra experta aconseja usar solo piña natural, nunca en almíbar, pues aportará mucho azúcar y más calorías.

Más sobre