jessica-goicoechea-desfile-gtres

Vientre plano sin ir al gimnasio, con el entrenamiento de Jessica Goicoechea

Aprende cómo tonificar el abdomen en tu propia casa con los 5 ejercicios de la modelo

Desde que el crop top irrumpió en la pasarela, el escote en las prendas se ha visto trasladado unos cuántos centímetros más abajo. El abdomen es el nuevo escote según nos demuestra la moda esta temporada: nudos delanteros que dejan parte del estómago al aire, pantalones de cintura alta, conjuntos de dos piezas que dejan esa parte a la vista... Sin embargo es una zona que requiere, además de ejercicio, una alimentación muy sana, ya que es de las últimas partes del cuerpo en perder la grasa. Las modelos como Emily Ratajkowski o los ángeles de Victoria's Secret cuentan con ejercicios específicos para trabajar esa zona en concreto como parte imprescindible de sus rutinas. Sin embargo no es necesario cruzar el charco para tomar nota de las prácticas. La modelo española Jessica Goicoechea es la prueba de que con una rutina disciplinada, según hemos visto en sus redes, se consigue el tan deseado viente plano.

Es una de las instagrammers que entrena con José Expósito, que se ha hecho muy popular gracias a Laura Escanes, Nina Urgell, Coral Simanovich o Alex Rivière, algunas de sus clientas que comparten en la red social sus resultados. Para el entrenador, la clave es que el rato dedicado al ejercicio sea eficiente, algo que consigue entrenando a intervalos, un método que además de reducir los tiempos de entrenamiento y maximizar los resultados, favorece el desarrollo de la resistencia. "Se aprovecha el efecto del entrenamiento por intervalos para acelerar el metabolismo y potenciar el gasto calórico" declaró hace poco en una entrevista para Fashion. Sin embargo, no quiere dejar de lado el aspecto divertido del deporte, por lo que también incluye una amplia variedad de ejercicios para que la práctica no resulte aburrida.

Rutina de abdomen en casa

Siguiendo la máxima del entrenador, se realiza en intervalos de alta intensidad es decir trabajando durante 40 segundos y descansando los 20 restantes hasta llegar al minuto. Una vez terminada la primera ronda, se repiten los ejercicios una vez más. Con esta adaptación de los ejercicios, vistos en Instagram, que realiza Jessica Goicoechea para trabajar la zona del core, podemos fortalecer los músculos del abdomen y ver los resultados rápidamente.

1. Planchas delanteras: para realizar este ejercicio se necesita una pelota. Una vez se haya adoptado la posición de plancha estática, es decir, utilizando como apoyos los antebrazos apoyados y la punta de los pies, deslizas la pelota hacia delante y hacia atrás cambiando de brazo. Si quieres hacerlo un poco más difícil, puedes colocarte en la misma posición enfrente de una pared y lanzar la pelota contra ella y recogerla. Es importante mantener el cuerpo recto a lo largo del ejercicio.

2. Planchas laterales: esta vez giramos el cuerpo dejando como apoyos el lateral del pie y solo uno de los antebrazos, que estará en perpendicular con el tronco para ayudarnos a mantener el equilibrio. Con el brazo libre cogemos la pelota y tocamos el suelo a la altura de nuestro pecho. Seguidamente estiramos el brazo y volvemos a dirigirlo al suelo.

3. Plancha mountain climber: este híbrido entre la plancha y el escalador se consigue dejando las manos apoyadas en el suelo con los brazos totalmente estirados siendo el punto de apoyo principal. A continuación, de un salto, vamos abriendo y cerrando las piernas, siendo siempre la punta de los pies los que se llevan el impacto que debemos intentar minimizar concentrando la fuerza en el abdomen.

4. Rodillas al pecho: con las manos detrás de la nuca nos tumbamos bocarriba y contraemos el estómago dejando la espalda recta. Una vez hayamos adoptado la postura correctamente, alternamos las piernas intentando llegar con las rodillas al pecho. La parte superior del cuerpo se mantiene inmóvil en todo momento.

5. Rueda abdominal: para empezar con este material lo mejor es colocarse de rodillas enfrente de una pared. Con la espalda recta y el estómago contraído nos deslizamos hacia delante utilizando la rueda como guía hasta llegar a la pared que sirve como tope. Tanto para avanzar como para retroceder, la fuerza siempre debe partir del core, nunca de la espalda. A medida que nos familiaricemos con el ejercicio podemos ir aumentando el rango del recorrido alejándonos cada vez más de la pared.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más