frutas-2t

¿Sabes qué fruta tienes que tomar en verano si te cuesta beber agua?

Hay alimentos de temporada que te ayudan a mantenerte hidratada en los días de calor

Estamos en pleno verano, en los días más calurosos del año. Largas jornadas de sol en las que la hidratación se convierte en indispensable. “El agua no solo es buena para la hidratación y para la piel, sino que es esencial para proteger los órganos y tejidos internos. Ayuda a limpiar los riñones de sustancias tóxicas, previene el estreñimiento, contribuye a regular la temperatura corporal y en un mundo de ritmo tan rápido como el actual, facilita la concentración”, nos explica Myriam Yébenes, del Instituto de Belleza Maribel Yébenes, qe además apunta que “mantener la hidratación del organismo se puede conseguir de forma sencilla. Para ello, debemos beber tanto como nos pida el cuerpo, aunque a veces se puede volver complicado. Hay personas a las que les cuesta beber agua o no consiguen adquirir el hábito de hacerlo”. Y es que es ahí cuando llega el problema. Si eres de esas personas a las que no siempre les resulta fácil coger la botella y beber lo necesario, hay alternativas.

Lee también: Si quieres una piel más bonita, añade estas frutas a tus mascarillas caseras

La primera opción que nos da si nos cuesta beber agua, es elegir otros líquidos, como infusiones, aguas de sabores o zumos naturales. “El agua de sabores es muy fácil de hacer en casa. Elige la fruta y/o verdura que más te guste, si es muy grande cortándola en trozos, echa agua en una jarra junto la la fruta y/o verdura, déjala reposar un rato para que coja su sabor y listo. Algunas ideas de sabores que en las épocas de calor apetecen mucho son el pepino, limón, naranja, fresa, cereza, melón o jengibre. En el mercado hay cantidad de aguas de sabores de este tipo, pero suelen contener azúcares añadidos, así que siempre será preferible prepararla de forma casera”, nos cuenta.

La sandía, la 'reina' del verano

Pero, sobre todo, la fruta es nuestra gran aliada en los meses de verano para conseguir esa hidratación extra que nuestro cuerpo necesita, pues contiene una gran cantidad de agua de forma natural. Así, podríamos hacer un ránking con las frutas más ricas en agua, de mayor a menor, y la auténtica ‘reina’ es la sandía con un 94,6% de agua, tal y como nos explica la doctora Marta Gámez, directora técnica del Grupo NC Salud. La siguen el melón (92,4%), la fresa (89,6%), la papaya (89,4%) y el melocotón (89 %). Como el grupo de las frutas en general es rico en agua, consumirlas también contribuye a la hidratación diaria de nuestro organismo, a nivel sistémico, en todo el organismo, y por tanto también a nivel dérmico. Por ejemplo, tomar 2-3 de tajadas grandes de sandía o melón puede ser equivalentes a beber un vaso de agua. "Por lógica, intentaremos consumir frutas con mayor porcentaje de agua como son la piña, la sandía, las fresas o el kiwi. Todas las frutas contienen agua pero es verdad que no será lo mismo comer un plátano que una pera. En la variedad está el éxito, pero esos días que nos cueste más beber, escoger las más acuosas. No conviene escoger smoothies o zumos, ya que contiene azúcares (aunque sean naturales) y perdemos mucha cantidad de fibra", nos cuenta Marta Vallejo, Nutricionista y dietista de Clínica Opción Médica.

Como señala la doctora Paula Rosso, experta en nutrición de Centro Médico Lajo Plaza, sobre la sandía, “es una fruta de las más diuréticas que podemos encontrar por su alto contenido en agua y potasio”. También tiene un ligero efecto laxante por su contenido en fibra”. Pero, además, es reafirmante, adelgazante y ultra refrescante en los cálidos días de verano. Un extra: la pulpa blanca es rica en L-citrulina, un aminoácido que contribuye a bajar la tensión arterial. Según la Universidad Estatal de Florida, la sandía es uno de los alimentos más eficaces contra la hipertensión.

La fruta de temporada, tu mejor opción

Y no hay duda de que la naturaleza es sabia y por eso nos da la posibilidad de tener a nuestro alcance estas frutas precisamente en los meses de más calor. Incorporar a nuestra dieta diaria los alimentos de temporada más adecuados a cada época del año es la mejor forma de garantizar que nuestro organismo reciba regularmente los saludables componentes que aportan unos productos que, justo en esos momentos, se encuentran en sus mejores condiciones de frescura, además de contribuir al mantenimiento de una agricultura sostenible y a la protección del medio ambiente. "Todas las frutas, y más las de esta temporada, son hidratantes. Además, entre las de menor carga glucémica, es decir, las que menos engordan, tenemos los fresones y fresas, la sandía o el melón", coincide la Dra. Olga Hernández, Especialista en Medicina Estética y Antienvejecimiento, y experta en Nutrición y Micronutrición de la Clínica Tufet en Barcelona.

Y si decides tomar la fruta en zumo, haz caso a este consejo de Myriam Yébenes: “Al hablar de zumosa naturales nos referimos a las frutas naturales liquadas o exprimidas sin más. Sin añadir leche, azúcar ni nada similar. Después de hacer deporte, podemos tomarlas para reponer vitaminas”.

Más sobre

Leer más