Todo sobre el entrenamiento premamá de Dafne Fernández

Su entrenadora nos explica cómo se hacen y cuáles son los beneficios de los movimientos de gimnasia acuática de la actriz

En la recta final del embarazo, Dafne Fernández -que en unas semanas tendrá su primer hijo- ha encontrado en Instagram Stories la mejor vía para contar a sus seguidores cómo está siendo el día a día en esta etapa tan emocionante y, sobre todo, cómo se está preparando para el momento de dar a luz. De la mano de las entrenadoras de MAMIfit, el centro especializado en embarazadas y mamás gracias al que Malena Costa y Cristina Pedroche descubrieron los hipopresivos, la actriz practica rutinas personalizadas de gimnasia preparto. "No es ni Yoga ni Pilates, como se ha dicho. De hecho, ambos están contraindicados para el preparto y el postparto", nos aclara Raquel López, su entrenadora, que también nos explica cada uno de los ejercicios del entrenamiento más llamativo y veraniego de Dafne: gimnasia acuática.

El entrenamiento acuático de Dafne Fernández

Este fin de semana, Dafne Fernández publicaba varios vídeos en Instagram Stories haciendo ejercicios en la piscina. De fondo y fuera de cámara, la entrenadora Raquel López indicaba los ejercicios y animaba a la actriz. Raquel, igual que todo el equipo de MAMIfit, es licenciada en educación física y trabaja de la mano de fisioterapeutas especializadas en suelo pélvico. Junto a ellos, ha diseñado este entrenamiento personalizado para Dafne, enfocado a facilitar tanto el parto como la recuperación posterior. "Es todo un lujo entrenar con ella porque es muy constante y disciplinada", nos cuenta Raquel. "Va a tener una recuperación rápida y correcta", afirma, antes de hablarnos sobre los ejercicios acuáticos que la actriz ha colgado en su perfil de Instagram.

"En el agua, se combina el trabajo cardiovascular y de fuerza, utilizando la resistencia del agua y algunos elementos de flotación", explica la entrenadora. Al no existir impacto para las articulaciones, puede potenciarse el trabajo cardiorrespiratorio, mientras que, gracias a la fuerza abdominal que estos ejercicios requieren, se mejora el tono en esa musculatura, igual que en todos los músculos que se trabajen directamente con cada secuencia. "También simulamos gestos y posiciones para poder transferirlas al momento de la dilatación y del parto", completa. Entre los distintos ejercicios que Dafne practica en el agua y que completan sus sesiones de entrenamiento clásico, en seco, sumando un total de una hora, hay tres que han quedado fijados en su perfil de Instagram -los vídeos pueden consultarse allí- y son los que Raquel López nos detalla a continuación.

1. Trabajo de estabilidad de abductores: Con la espalda apoyada en la pared y una pelota de gimnasia entre las piernas, se contraen las piernas y se relajan, prestando especial atención a la respiración. "En este ejercicio utilizamos la musculatura interna del muslo a la vez que abrazamos al bebé (internamente) para generar una estabilidad en todo la zona de abdomen y pelvis y poder darle a la articulación del pubis una coaptación para reducir el dolor durante el parto", explica Raquel.

2. Trabajo de extensión de brazos: "Utilizamos la resistencia del agua y el balón para realizar una extensión de brazos vertical, de arriba a abajo. Con ello, trabajamos la musculatura estabilizadora del complejo escapular (parte alta de la espalda), que sufre mucho debido al aumento del volumen abdominal y de las mamás a lo largo de la gestación".

3. Trabajo de patada en agua: Agarrada al bordillo de la piscina u otro elemento estabilizador, se trata de extender la pierna hacia delante para, según nos cuenta Raquel, trabajar de manera combinada el equilibrio, la estabilidad del abdomen, los músculos flexores de cadera, el cuádriceps de la pierna que se mueve y los glúteos de la pierna de apoyo.

Técnicas de relajación: Para terminar la sesión de gimnasia premamá acuática, llega una de las partes más importantes, sobre todo de cara al parto. "El agua es un medio en el cual hacemos mucho hincapié en la relajación y la respiración, utilizando técnicas de visualización para generar en la embarazada un bienestar que, a nivel hormonal, la beneficiará mucho, empoderándola para enfrentarse de la mejor manera posible el momento del parto", explica Raquel López sobre el final del entrenamiento. "Gracias a la ayuda de los elementos de flotación, conseguimos liberar al cuerpo de la carga y el peso que transporta la embarazada en su día a día". En la foto que Dafne Fernández compartía en Instagram, podemos verla en esta posición, "muy recomendada para relajarse, practicar una respiración consciente y reconectar la faja abdominal con el suelo pélvico".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más