mission-cuerpo

Siete formas de acelerar tu metabolismo si dejas de entrenar

La forma más fácil de mantener tu peso en verano sin pisar el gimnasio: añadiendo estos alimentos a tu dieta

En verano en general, y cuando estamos de vacaciones en particular, cumplir con la rutina de entrenamiento habitual se convierte a menudo en un imposible. Sin embargo, mantener tu peso y seguir disfrutando de todos los planes, paradas gastronómicas inclusive, no es tan complicado como pueda parecer. De las dietistas aprendimos los mejores trucos para comer bien durante estos meses; de las modelos, sus deportes preferidos para quemar calorías y pasarlo bien. Ahora, nuestra colaboradora Meritxell Martí, propietaria de la Farmacia Meritxell, nos explica la forma más sencilla de estimular el metabolismo cuando no podemos hacer deporte: “añadir a la dieta algunos alimentos y bebidas que estimularán la combustión de las calorías". Son alimentos que, además de mejorar la combustión, mejoran la digestión, y una digestión rápida va a evitar a su vez que acumulemos toxinas y grasas. “Eso sí, hay que incidir en que no se debería hacer monodieta de algunos de estos alimentos”, puntualiza Meritxell, quien nos cuenta que también se los conoce como 'alimentos de calorías negativas'. ¿Quieres descubrir cuáles son?

1. Beber café frío
No es estrictamente necesario que sea frío, pero en verano apetece más así. Parecido al efecto del té verde, beber un poco de cafeína por ejemplo antes del entrenamiento va a hacer que quememos mas calorías y que tengamos más energía. La cafeína, además, va a disminuir el umbral del dolor (mientras se hace ejercicio) y con ello se conseguirá más esfuerzo. Estimula, además, la circulación sanguínea y el aporte de oxígeno en los músculos. Mejora al igual que el té verde los niveles de glucógeno en el organismo, con lo que se consigue un aporte más alto de energía y, con ello, mayor combustión de calorías. ¿Quién no ha tomado café para aguantar más tiempo en vela o conseguir más energía?

2. Comer pomelo
Este cítrico puede ayudarnos a perder peso y a mejorar la combustión de las grasas. Se puede comer un poco de pomelo por la mañana o beber un zumo de esta fruta en el desayuno. Tiene un alto contenido en agua, en vitamina C, flavonoides y carotenos. Los pomelos tienen la capacidad de activar la enzima AMPK (protein kinasa), que al activarse estimula la producción de energía por el organismo, mejorando la combustión de calorías. Esta enzima es la que suele activarse cuando se necesita energía por parte de nuestro organismo, caso de los músculos por ejemplo al hacer ejercicio. Mejora la resistencia a la insulina y por ello ayuda a adelgazar.

3. Añadir chía en tu yogur
Las semillas de chía son muy ricas en Omega 3, fibra y proteínas. Tienen la capacidad de captar agua y transformarse en “gelatina”, disminuyendo la sensación de hambre y, además, estimulan la formación de glucagón, una hormona que ayuda a quemar calorías. Se pueden añadir en yogur o en zumos.

4. Tomar bayas de açai
Estas bayas se usan mucho para perder peso, pero son muy ricas también en antioxidantes y por ello son fantásticas como antiedad y captadores de radicales libres. Como todos los frutos rojos, tienen un alto contenido en luteína, pero también son ricas en bases xánticas y eso es lo que hará estimular la combustión de las calorías y el consumo de las grasas (motivo por el que se suelen recomendar en las dietas de adelgazamiento).

5. Convertir el apio en tu 'snack'
Este alimento tiene un alto contenido en fibras y mucho contenido en agua. Ayuda a quemar más calorías si lo incluimos en nuestra dieta. Aumenta el consumo de calorías al añadirlo en las ensaladas o batidos. Cada tallo de apio solo tiene 6 calorías, por lo que ayudara en compensar mucho en la dieta. Además, ayuda a mejorar la combustión de las grasas y a disminuir los gases o flatulencia que puedan provocar algunos alimentos.

6. Comer más alimentos picantes
En general, los alimentos picantes estimulan el metabolismo, aumentan la temperatura del organismo y con ello conseguimos quemar mas calorías. Son ideales en las dietas de adelgazamiento también porque disminuyen la sensación de hambre y aumentan la saciedad. El principio activo que suelen contener estos alimentos es la capsaicina y es el componente que aporta el sabor picante. Destacan la mostaza, los ajos, los pimientos o los chiles.

7. Beber té verde
Beber té verde, además de aportar gran cantidad de antioxidantes, disminuye la inflamación y estimula el metabolismo. El componente activo del té verde son las catequinas, sobre todo la EGCG (epigallocatequina gallato), que estimula el metabolismo y la oxidación de las grasas. Al igual que el café, estimula la combustión de calorías, sobre todo cuando se está haciendo ejercicio. Por ello, además de aportar energía quemaremos mas calorías.

Más sobre