Emily Ratajkowsky

Emily Ratajkowski recomienda este ejercicio si solo tienes 30 minutos

Apto para todos los públicos, perfecto durante los meses de buen tiempo y la mejor excusa para reconectar con la naturaleza

Entre las modelos más influyentes del momento, pocas como Emily Ratajkowski muestran su anatomía con tanto orgullo, prueba de ello son las constantes instantáneas en bikini que comparte en sus redes sociales. También su rol como activista hace que se involucre en contra de la censura y los estereotipos. A pesar de las críticas a las que se expone casi a diario, la modelo se encarga de mostrar sus hábitos saludables. Entre ellos el ejercicio físico, un pilar fundamental en su vida diaria, tanto que dar largas caminatas por el campo está entre sus actividades preferidas. Si necesitas motivación para ponerte en forma, quizá con la propuesta de Emily te resulte más fácil ya que al menos ahorra la visita al gimnasio. El senderismo o también llamado hiking, es para la modelo y otras actrices como Amanda Seyfried, Lea Michelle y Jessica Biel, una alternativa al fitness. Ahora bien, antes de ponerlo en práctica, conviene tener en cuenta factores como cuál es el tiempo mínimo que se debe practicar o la velocidad adecuada para notar un beneficio real.

“Debemos andar a una velocidad e intensidad en la que forcemos el corazón hasta llegar a un punto en el que estemos consumiendo oxígeno, pero sin llegar a la extenuación (por ejemplo, en el cardiowalking). Caminar a una intensidad leve no sirve, tenemos que forzar un poco para que todos los procesos metabólicos se pongan en marcha y así quemar calorías”, explica la Dra. Almudena Castro, jefa de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital Universitario La Paz de Madrid, por ello, no se debe confundir esta práctica con un agradable paseo por el campo (aunque también puede serlo) sino como una sesión de fitness de 30 minutos diarios.

Además de la más evidente – ponerse en forma – las caminatas a buen ritmo también consiguen otra serie de beneficios para la salud como puntualiza la Dra. Castro: “Un ejercicio aeróbico como el cardiowalking es bueno tanto para pacientes como para cualquier otra persona que decida ponerse en forma. Los beneficios son innumerables e, incluso, está constatado que disminuye las sustancias inflamatorias que pueden llegar a producir enfermedades como el cáncer. A nivel metabólico, reduce el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno”.

Para no tirar la toalla el primer día, es importante tener en mente que, como cualquier otro, este ejercicio necesita de una preparación física de base para aguantar la caminata a buen ritmo, y aumentar la intensidad y el tiempo de forma progresiva es una de las claves para evitar frustraciones. Además, si se comienza a caminar de forma brusca sin acostumbrar al cuerpo previamente podría resultar perjudicial para la salud por lo que graduar la intensidad, un calentamiento previo y realizar estiramientos posteriormente ayudarán a superar el cardiowalking con éxito.

Más sobre

Regístrate para comentar