El ingenioso truco de las modelos para comer de todo, y aun así, adelgazar

El 'cheat meal' o 'comida trampa' es la mejor forma de perder peso cuando hacemos dieta, los expertos nos explican el por qué

Cada vez falta menos para el verano, un momento tan temido como esperado, que nos obliga a ponernos las pilas si queremos llegar a tiempo con la prueba del bikini y lucir un vientre plano. Las modelos, por su trabajo, tienen que prestar atención a su alimentación, y sus rutinas de ejercicios y trucos, lejos de resultar inalcanzables, pueden servirte cuando quieres perder peso. Todas siguen a rajatabla un método con el que no saltarse la dieta y cumplir sus objetivos: el cheat meal, o lo que es lo mismo, una comida a la semana sin contar el aporte calórico y donde los remordimientos no existen. Hablamos con Manuel Rodríguez y Santiago Meneses, técnicos de fitness y entrenadores personales en O2 Centro Wellness, para que nos den su opinión de expertos sobre esta comida trampa y nos expliquen sus beneficios cuando se quiere perder peso.

El cheat meal para triunfar con tu dietaVER GALERÍA

A nivel metabólico, al contrario de lo que se pueda pensar, puede ayudar a adelgazar. “Si seguimos el ejemplo de las dietas de hacer 5 comidas al día, serían 35 a la semana. Si hacemos 34 buenas y una mala no nos va a afectar en absoluto. Nuestro cuerpo va a metabolizar bien este cheat meal porque lo estamos adaptando y acostumbrando a unos buenos hábitos, que combinados con una vida deportiva y actividad física activa, hacen que resulte mucho más fácil que ese metabolismo se mantenga pese a que hagamos una comida trampa”, explica Manuel.

Desde el punto de vista psicológico también tiene sus beneficios. Santiago aconseja llevarlo a cabo si se quiere perder peso por una sencilla razón, más allá de los procesos metabólicos: “Si se sigue un plan alimenticio con restricciones, con esta comida se crea un punto de partida. Así podemos salir de esta rutina y nuestro cuerpo no nos exige más de lo que queremos. De este modo haces una pequeña compensación y así te mantienes un poco más al margen de no desviarte del plan alimenticio que tengas”.

Además, según un estudio realizado por el National Institutes of Health (NIH), horas después de un cheat meal el metabolismo había aumentado un 30% ¿Las consecuencias? Con una comida de mayor aporte calórico a lo que nuestro cuerpo está acostumbrado nuestro metabolismo tiene que hacer un gasto extra de energía para poder digerir los alimentos. Es decir, no solo no engordamos, sino que podemos llegar a adelgazar por esta actividad extra.

“Como casi todo en la vida, lo mejor para lucir un cuerpo sano lo mejor es tener unos buenos hábitos. Con el cheat meal hay que tener en cuenta nuestras limitaciones: si uno tiene unos índices de estrés bastante altos, es imprescindible hacerlo. Mejor hacer una comida extra calórica una vez sin remordimientos que muchos picoteos a lo largo de la semana” añade Manuel. Son necesarios 21 días para adquirir un nuevo hábito, y unos 3 meses para que, en el caso de hacer dieta, los demás noten el cambio. Si tu también quieres ponerte en forma, todavía estás a tiempo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más