estrias-tratamientos

El protocolo antiestrías más eficaz: láser, tratamientos y cosmética

Los expertos nos explican las mejores alternativas para combatir estas marcas de la piel tanto en clínica como en casa

¿Hay solución para las estrías? Es la eterna pregunta que algunos insisten en responder con un rotundo "no". Pero, ¿es siempre así? Efectivamente, se trata de uno de los problemas estéticos más complicados de eliminar, pero no imposible porque, afortunadamente, cada vez existen más tratamientos (cosméticos y médico-estéticos) para mitigarlas, y con mejores resultados. También los remedios tradicionales pueden tener un beneficiosos efecto. Ariadne Artiles, por ejemplo, contaba en Instagram Stories que ella ha utilizado aceite de coco para atenuar las marcas que surgieron en su piel durante el embarazo. Porque la cuestión primera para no sufrirlas solo es una: ¿por qué salen estrías?

“Las estrías son zonas de atrofia cutánea que se manifiestan en forma de líneas de color rojizo o blanquecino. Se localizan en el tejido conjuntivo y se observan por transparencia a través de la epidermis; son una especie de cicatrices anómalas, producidas por una fibrosis excesiva localizada como respuesta a la ruptura y mala calidad de las fibras elásticas”, nos cuenta la doctora Mercedes Sáenz de Santa María, dermatóloga de Clínica Dermatológica Internacional. Además, no son exclusivas de la zona de los muslos, y aparecen en otras muchas partes de nuestro cuerpo, desde el abdomen a las caderas, pasando por glúteos, brazos y la zona del pecho.

Los momentos de máximo cuidado

Las estrías aparecen habitualmente tras cambios de peso bruscos, por lo que este es uno de los aspectos que debemos intentar evitar siempre. También existen algunas enfermedades (como el Síndrome de Cushing) o tratamientos (corticoides sistémicos o en cremas usados durante largos periodos de tiempo), que pueden favorecer su aparición, ya que producen atrofia de la piel. Y un momento muy ligado a las estrías es el embarazo, en el que el inevitable aumento de peso hace que aparezcan habitualmente. ¿Qué podemos hacer durante los meses de gestación? “En el caso concreto del embarazo, durante el cual se distiende mucho la piel en poco tiempo, hay que intentar aumentar la elasticidad de la misma, aplicando productos específicos para ello desde el inicio. También puede resultar útil la aplicación de masajes que estimulen la circulación cutánea y la penetración de los principios activos”, nos cuenta la doctora Sáenz de Santa María. Hay que destacar, además, el factor genético que existe en la aparición de estas huellas en la piel. "Dos personas con el mismo aumento de peso en el embarazo no rompen la piel por igual, hay pieles más elásticas que se acostumbran a los cambios sin romperse", nos explica Almudena Perera, formadora técnica de Matriskin en España.

No nos cansamos de repetirlo cuando hablamos de estrías, pero es que es importante seguir una serie de hábitos que nos ayuden, en la medida de lo posible, a prevenir su aparición, porque una vez que aparecen, ganarles la batalla es más complejo. “Siempre hay que empezar por la base de nuestro cuidado físico: dieta equilibrada y ejercicio físico regular. Sobre esos pilares fundamentales, debemos procurar mantener la piel lo más hidratada y elástica posible para evitar la rotura de esas fibras elásticas. Eso sí, una vez que las estrías aparecen, para mejorar su aspecto las cremas no son suficientes”, nos cuenta la doctora de Clínica Dermatológica Internacional. Por eso, es importante acudir al especialista cuando empiecen a aparecer las primeras, ya que cuanto más tiempo pase más difícil será eliminarlas.

Láser CO2, la mejor alternativa

¿Y qué alternativas médico-estéticas tenemos una vez que llegan para quedarse? En Clínica Dermatológica Internacional nos explican que el mejor tratamiento que existe actualmente para el tratamiento de las estrías (en cualquiera de sus estadíos) es la combinación de láser de CO2 junto con retinoides tópicos. El láser de CO2 es un láser fraccionado ablativo que mejora la consistencia de la piel y sirve para tratar arrugas finas, cicatrices, estrías y realizar tratamientos de rejuvenecimiento facial. Para el tratamiento de estrías se requieren una media de 3 sesiones (dependiendo de cada caso particular), que se complementan con un tratamiento tópico que incluye ácido retinoico combinado o no con ácido glicólico. El ácido retinoico es un derivado de la vitamina A que mejora la textura de la piel y atenúa arrugas superficiales y manchas. Combinado con el láser, éste hace que aumente la producción de colágeno en la piel, lo que conlleva una mejoría de la estría y también de la calidad de la piel. Con esta combinación, aunque es difícil que las estrías desaparezcan por completo, mejorarán en torno a un 50-70%. Coincide con la alternativa del láser la doctora Ana María Tellez, especialista en medicina estética y con clínicas en Madrid y Marbella, que también recomienda el Láser CO2 fraccionado, que dispara calor, necrosa las capas de la piel y consigue que aparezcan capas de piel nueva.

En la Clínica Francesa Dray parten de que las estrías blancas "siempre han sido la asignatura pendiente de la medicina estética y a día de hoy no se ha conseguido un cosmético o un tratamiento que las elimine por completo". Pero proponen su protocolo antiestrías que las afina y difumina hasta que parezcan casi invisibles. Todo comienza con un peeling físico mediante un scrub a base de conchas de molusco machacadas para eliminar las células muertas, después realizan infiltraciones de Plasma Rico en Plaquetas a lo largo de cada una de las estrías, una técnica que se usa para acelerar la curación de lesiones cutáneas mediante la infiltración subdérmica de factores de crecimiento procedentes de las plaquetas de la propia sangre del cliente. Y por último, provocan en la zona una diatermia mediante un tipo de onda electromagnética que produce una estimulación en la producción de los fibroblastos y contrae la estría de forma que ésta queda más fina. Inmaculada Canterla, especialista en Dermocosmética y directora de Cosmeceutical Center, recomienda por su parte la Radiofrecuencia Nano Fraccionada, "un tratamiento novedoso que estimula la actividad de las células que se encargan de producir las fibras de colágeno, mejorando la apariencia de las estrías blancas y cicatrices atróficas. Es un tratamiento no invasivo y efectivo con resultados inmediatos y duraderos", nos cuenta. Los resultados se aprecian desde la primera sesión, y para completar el tratamiento solo son necesarias entre 2 y 5 sesiones, según la amplitud de la zona a tratar y la profundidad de las estrías.

Una ayuda extra: los cosméticos más efectivos

1. Woman Isdin Antiestrías, crema corporal de rápida absorción que contiene centella asiática, rosa mosqueta, manteca de shorea y vitamina E con acción antioxidante (24,25 €). 2. Rewarding Body Balm de Twelve Beauty, bálsamo 100% natural nutre e hidrata intensamente la piel con una textura lujosa que se funde por sí sola (92 €). 3. Crema Antiestrías Stryses de Sesderma, reduce la profundidad, longitud y aspereza de las marcas originadas por las estrías de distensión (21,15 €). 4. Gel corrección de estrías de Elancyl, con acción correctora y alisadora de las estrías de reciente aparición (25, 21 €). 5.  Aceite Bio Oil, creado para mejorar la apariencia de las estriás, cicatrices y el tono desigual de la piel (11,95 €). 6. Mermelada corporal Mummy tummy con aceite de Onagra de Kivvi Cosmetics, un bálsamo nutritivo que mantiene la elasticidad de la piel previniendo las estrías durante el embarazo (19,80 €). 7. Body Recovery, de Sepai, consigue que la piel se revitalice y se rellene mientras planta cara a todos los signos del envejecimiento (124 €).

Más sobre

Leer más