elsa_hosk

6 frutas que no deberías incluir en tu cena si quieres adelgazar

Aunque los expertos recomiendan tomar entre dos y cuatro piezas al día, hay algunas más diurnas que nocturnas

La fruta siempre parece una opción sana y ligera como última comida del día, sin embargo, hay nutricionistas que no recomiendan una cena a base solo de frutas por su alto contenido en azúcares. ¿Sabes cuáles son las más adecuadas?

Aunque durante la dieta los nutricionistas recomiendan hacer cenas basadas en proteínas y tomar la fruta durante el desayuno o bien como tentempié, a media mañana o por la tarde, "bien elegida es una buena opción ingerirla por la noche, ya que aporta agua, azúcares complejos de calidad y fibra. Como todo alimento, si estamos en un proceso de adelgazamiento, habrá que controlar la cantidad”, nos cuenta la experta en Nutrición Marta Vallejo, de Clínica Opción Médica, "ya que es un momento del día en el que ya no haremos más actividad física, y si nos excedemos con las calorías, estas se almacenarán en forma de grasa".  La mejor opción por tanto es no tomarla como plato único, ni minutos antes de dormir.

Lee también: 8 frutas de invierno que te ayudan a adelgazar y, además, hidratan tu piel

frutas_z

 

Las frutas diurnas vs las nocturnas

En general, deberíamos descartar aquellas que tienen un componente más ácido, por su acción sobre los jugos gástricos y los ciclos de sueño. Por eso, conviene evitar de noche los cítricos como la naranja o la mandarina. También los kiwis, las fresas, las frambuesas y el mango habría que evitarlas porque tienen alto contenido en fructosa. Cuando se quiere perder peso son buenas opciones la pera, la manzana y la piña.

Plátano, ¿sí o no?

Durante el proceso de adelgazamiento se buscan opciones para saciar el apetito y ayudar a descansar mejor; y en este caso la fruta que mejor cumple este objetivo es el plátano. Según los expertos en la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada-Grupo Lo Monaco, el plátano actúa como una pastilla para dormir. Este alimento, además de ser rico en nutrientes, estimula la melatonina y la serotonina para mejorar la calidad de sueño. Un plátano antes de ir a dormir le aporta al organismo una buena dosis de magnesio y potasio, que sirven como relajantes musculares y nerviosos, lo cual es clave para un sueño reparador. 

Coincide Marta Vallejo, de Opción Médica: “En cuanto a frutas que mejoren la calidad del sueño habría que destacar el plátano, ya que contiene triptófano, un aminoácido esencial que participa en la producción de serotonina. Esto es destacable, ya que esta última molécula actúa como sedante natural e interviene en nuestro humor. Se conoce comúnmente como la hormona e la felicidad, ya que neurológicamente nos ayuda a tener un control de las emociones como la ira, la rabia, tristeza, etc. Además de todo esto, el plátano nos aporta potasio y magnesio que favorecen la relajación muscular y nerviosa, ayudando de esta manera a tener un sueño de mayor calidad”. Eso sí, recomienda "optar por plátanos no muy maduros, ya que contendrán más fibra y los azúcares se absorberá de manera más lenta y gradual, facilitando el proceso de digestión y asimilación de nutrientes." Si el plátano se encuentra entre tus frutas favoritas, lo ideal es que no lo tomes como única cena sino de postre. Y después, tengas algo de actividad antes de irte a dormir.

Expertos en la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada-Grupo LoMonaco nos recuendan que “durante la noche no hacemos ejercicio físico pero el cerebro sigue funcionando a pleno rendimiento y en el cuerpo tienen lugar procesos de recuperación que necesitan la participación de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Cenar abundantemente altera el sueño, tanto en cantidad como en calidad; por tanto, conviene descansar con la digestión ya hecha, ya que si no el cuerpo se centrará en la digestión y esto dificultará el descanso”, tal y como apunta el Dr. Alejandro Guillén-Riquelme.

Más sobre

Regístrate para comentar