Tenemos las claves (y los tratamientos) que te ayudarán a combatir las manchas de tu piel

¿Funcionan los remedios caseros? ¿Qué tipo de 'peeling' funciona? Hemos consultado con expertos para ver el plan de acción que tienes que seguir frente a estas marcas

Plan antimanchas en acción. El otoño es una de las épocas del año en la que, tras los excesos del sol, nos ponemos manos a la obra para intentar mitigar sus 'daños colaterales' que muchas veces se presentan en forma de manchas.  Tienes ante ti una amplia oferta de tratamientos, ¿no sabes por dónde empezar? Vamos a intentar echarte una mano para que sepas por dónde empezar para afrontar este problema tan habitual.

 

Una publicación compartida de Bar Refaeli (@barrefaeli) el

Protección solar, tratamientos despigmentantes... Ocho claves para prevenirlas y tratarlas

1. El sol es el principal responsable de las alteraciones de la pigmentación. Por eso, el primer paso para evitar su aparición es aplicarnos un filtro solar de alta protección, cada dos horas de exposición solar.

 

2. Junto con las radiaciones solares, también influyen otros factores en la aparición de hiperpigmentaciones. “La predisposición genética también juega un papel determinante, además de las alteraciones hormonales, especialmente durante los embarazos y la menopausia, sin olvidar la ingesta de medicamentos fotosensibilizantes” explica la Dra. María Calvo, dermatóloga de Clínica Bioláser La Moraleja.

 

3. Existen distintos tipos de manchas según su origen y los factores implicados en su aparición. Esta es la razón por la que es importante acudir a un dermatólogo para que las diagnostique y prescriba un tratamiento personalizado.

 

4. ¿Y si ya han aparecido? Si vemos que son oscuras, y más definidas, es probable que se trate de un léntigo solar. Entonces es preferible acudir al dermatólogo. Aunque hay tratamientos tópicos, ahorraremos tiempo y dinero si en una o dos sesiones el dermatólogo las elimina. Tienen su origen en quemaduras solares previas, probablemente producidas durante la infancia o adolescencia. Son las manchas solares más frecuentes, que se manifiestan como “pecas” más grandes, que confluyen unas con otras y que van aumentando en cantidad, tamaño y color con el tiempo. “El pigmento se localiza en capas de la piel muy superficiales y se eliminan fácilmente con láser”, afirma la Dra. Calvo.

 

Una publicación compartida de Taylor Hill (@taylor_hill) el

5. Sin embargo, muchas veces, aparecen manchas más claras y difusas, son los melasmas, que suelen aparecer en el mismo sitio, muchas veces cada año, son muy diferenciables. Con este tipo de manchas, para eliminarlas, lo básico es la paciencia y la constancia. Se trata de una mancha de origen hormonal (embarazo, anticonceptivos orales). Tiene una distribución más profunda y mas difusa, sobre todo en mejillas y labio superior. “Al ser más profunda, resulta algo más difícil de eliminar con láseres y prefiero aplicar peelings despigmentantes”, recomienda esta dermatóloga.

 

6. Es conveniente aplicar sérum o cremas despigmentantes diariamente, dependiendo lo antiguas que sean, entre uno y tres meses seguidos. Es probable, dependiendo del tipo de crema que vayamos a usar, que se irrite algo la piel. Si se irrita demasiado, es preferible detener el tratamiento y volver a empezar cuando la piel esté mejor y reparada.

 

7. Esta irritación nos indica que es importantísimo que no nos dé el sol cuando estamos en medio de un tratamiento. Los tratamientos despigmentantes han de aplicarse con la piel limpia y, además,  justo después de limpiarla, no después de las cremas hidratantes. Si es muy potente, Meritxell Martí nos aconseja usarla durante la noche, y durante el día una crema hidratante con color y filtro solar.

 

8. Hay otro caso, menos conocido, que recibe el nombre de hiperpigmentación postinflamatoria, una causa muy frecuente de mancha solar en verano. Aparecen como consecuencia de procesos inflamatorios en la piel como heridas, dermatitis, quemadura, lesiones de acné o traumatismo postdepilación con cera o láser, etc, cuando se exponen al sol, lo que
provoca un aumento de la producción de melanina y, como consecuencia, la aparición de este tipo de manchas. Su color varía de rosa a rojo, a pardas o negras, en función del tono cutáneo y la profundidad del cambio de color, con bordes difusos, que aparecen en la zona donde ha habido inflamación previa.  “Durante la exposición solar, es fundamental protegerlas con sticks minerales específicos, algunos de ellos también llevan tratamiento despigmentante incluido”, alerta esta experta.

 

poppy_delevigne

 

Zumo de limón, avena... ¿hay algún remedio casero que funcione?

Meritxell Martí nos cuenta que "si las manchas son muy profundas, sería mejor olvidarse de los remedios caseros, y optar directamente por soluciones cosméticas, pues así evitaremos perder el tiempo". En el caso de que sean más suaves, sí que se puede buscar alguna alternativa 'casera': "Lo más adecuado es usar un producto que exfolie la piel, como pueden ser el zumo de limón o el vinagre suave de manzana. Se puede combinar el zumo de limón con la cúrcuma en polvo para hacer una mascarilla. Otro remedio podría ser usar una mascarilla con yogur, avena y zumo de limón, pues la avena aclara la piel y la calma". La clave suele estar en añadir un ácido, aunque sea natural, para exfoliar la piel. Eso sí, hemos de tener en cuenta que puede irritar la piel, sobre todo si es sensible.

 

PLAN DE ACCIÓN

1. Programa 360º con diagnóstico personalizado

Lo primero y más importante, como te hemos comentado, es conocer el origen de las manchas, por ello es una buena opción realizar un diagnóstico personalizado y en los centros de Maribel Yébenes cuentan con su Unidad Científica de la Piel, donde se realiza el diagnóstico y la especialista pauta el tratamiento que mejor se adecúe a cada caso. Y el resultado es un programa 360º que se realiza a través de distintas técnicas en tres etapas diferentes.

Paso a paso
El número de sesiones puede variar según cada caso, pero normalmente se divide en cinco sesiones y tres técnicas. En la primera sesión se realiza el tratamiento Hydaderm Premium para revitalizar la piel y limpiarla en profundidad. Durante la 2ª, 3ª y 4ª sesión se realiza la Terapia Selectiva VL2 y PR en cara, cuello y escote, que consiste en una aplicación de pulsos de luz controlados en la zona de las manchas, de modo que la piel absorbe la luz y la convierte en calor. Además, es indoloro, no invasivo y asegura que la piel queda uniforme. Falta tan solo una sesión, durante la cual se aplica una mascarilla despigmentante para tratar el melasma, combinando una primera parte en el Instituto y otra aplicable en casa. Así, la microdermoabrasión se encarga de eliminar la capa superficial del estrato córneo, al tiempo que aclara y quita las manchas de la piel, difumina las líneas de expresión y cierra los poros de la tez.

¿Qué conseguimos? Con este programa 360º se consigue unificar el tono de la piel, reducir las manchas y devolverle la luminosidad. Además, la piel rejuvenece profundamente gracias a las distintas técnicas que se utilizan obteniendo resultados muy positivos.

¿Te interesa? Apunta estos datos. Maribel Yébenes. Paseo de la Habana, 14, Madrid.

 

Una publicación compartida de Doutzen Kroes (@doutzen) el

2. 'Peeling' biorrevitalizante

En el centro madrileño Slow Life House cuentan con el Peeling PRXT33, que se puede usar sobre las pieles todavía bronceadas. Consigue una estimulación de los fibroblastos y los factores de crecimiento sin generar inflamación ni daño en la piel, evitando que ésta se “pele”. Estimula de forma química la dermis sin necesidad de exfoliar la epidermis. Se puede aplicar en todas las épocas del año y en todo tipo de pieles y fototipos, incluidos los más altos, dado que no es fotosensibilizante.

El secreto de este procedimiento es que combina el peeling convencional a base ácido tricloroacético (TCA) al 33% y ácido kójico al 5%, con peróxido de hidrógeno, por lo que es capaz de penetrar más rápido en la dermis, activando así el proceso regenerativo de la piel sin ser agresivo con la epidermis. Puede usarse, además, combinado con mesoterapia biorrevitalizante, con vitaminas y activos estimulantes del metabolismo celular cutáneo.

 

Paso a paso

Sobre la piel limpia y seca, se aplica el peeling con un masaje manual, proceso que se repite de dos a tres veces, según el estado de la piel. A continuación, se inyecta el cóctel de activos biorrevitalizantes. Por último, se limpia la piel con abundante agua y se aplica el protocolo postratamiento, una combinación de fluido y crema hidratante que potencia el efecto.

 

¿Te interesa? Apunta estos datos. Slow Life House. Salustiano Olozaga 11, Madrid. Duración: aprox. 30 minutos, en función de la superficie a tratar. Precio: 120 €.

 

3. Mascarilla despigmentante

En la Clínica Bioláser La Moraleja proponen para tratar de forma eficaz el melasma una fórmula magistral personalizada para el tipo de mancha y de piel de la paciente, que se aplicará en la consulta y la paciente deberá irse con ella a casa y tenerla durante 6-8 horas. Durante la semana siguiente, se observa un claro enrojecimiento de la piel y posterior pelado. A la semana, se realiza revisión en consulta y se continua el tratamiento despigmentante de forma individualizada, según resultados obtenidos con el peeling inicial.
Existen distintas opciones, o bien se repite de nuevo otra sesión de peeling o bien se continua con un tratamiento domiciliario, formulado para la paciente con cremas de mayor o menor potencia despigmentante, según cada caso. En total se suelen necesitar 3-5 meses de tratamiento, durante los cuales es estrictamente necesario evitar la exposición solar.

¿Te interesa? Centro comercial El Bulevar, Paseo Alcobendas 10, La Moraleja. Precio (tratamiento despigmentante): 500 €.

Más sobre

Regístrate para comentar