izabel-getty

Seis datos que deberías conocer sobre la celulitis

¿Funcionan los masajes anticelulíticos? ¿Empeora con el café? Resolvemos estas y otras dudas frecuentes sobre la piel de naranja

La sufren 9 de cada 10 mujeres y, sin embargo, está rodeada de infinidad de interrogantes. ¿La celulitis desaparece si adelgazamos? ¿Funcionan los cosméticos anticelulíticos? ¿Puede eliminarse para siempre con un tratamiento estético? En pelo verano, es más útil que nunca conocer las frutas y los alimentos que ayudan a combatirla, pero también saber los mitos que rodean a la celulitis. Como en casi todo, para reducir la piel de naranja de las zonas donde se acumula (generalmente, glúteos y piernas) la constancia es fundamental. La combinación de cuidados de belleza, dieta saludable y deporte frecuente es realmente la única fórmula capaz de mantener la piel lisa, aunque para combatirla también es importante aclarar otros aspectos, como los siguiente seis datos que posiblemente desconocías.

1. El café puede empeorar la celulitis. A pesar de que algunos cosméticos anticelulíticos contengan cafeína en su formulación y que esta bebida pueda acelerar el metabolismo, los expertos recomiendan no consumirla cuando nos preocupa la piel de naranja. La doctora Natalia Ribé nos explicaba que el café puede, igual que los refrescos, favorecer la retención de líquidos, además de provocar un pico de insulina en la sangre que lleva a almacenar los azúcares en forma de grasa, empeorando el problema.

2. Las personas delgadas también tienen celulitis. No se trata de un problema asociado a la obesidad, ni mucho menos. Según explica el cirujano Moisés Martín Anaya, podemos encontrar a chicas muy jóvenes, en su peso normal, e incluso delgadas, que ya padecen celulitis en glúteos y nalgas, sobre todo. La causa es que su origen no es graso, sino que está relacionado con la piel. La celulitis no es un acúmulo de grasa, según el doctor, sino un problema de los adipocitos las células situadas en la parte superficial de la piel. Durante el transporte de la grasa, dichas células se hinchan y explotan. Al inundarse el espacio intercelular, se dificulta su alimentación y se originan esos pequeños nódulos de colágeno que provocan la llamada piel de naranja.

3. El masaje anticelulítico funciona. No es un mito. El masaje nocturno es un gran aliado en la operación bikini porque ayuda a activar la circulación y a mejorar la retención de líquidos que a lo largo del día se ha generado en nuestro cuerpo. Eso sí, debe realizarse con movimientos ascendentes y a diario para que sea efectivo. En cabina, el masaje Udvartana es un masaje exfoliante de abrasión suave que se realiza en seco y uno de los más eficaces para equilibrar el sistema linfatico, tonificar y reafirmar las piernas.

4. La celulitis es dolorosa. No es lo habitual, pero puede llegar a serlo si nos encontramos en el estadio más avanzado de la afección. La piel suele estar dura y se irrita, molesta y duele con el simple roce.

5. Se trata de un problema crónico. Lamentablemente sí, y por eso es uno de los temas que más preocupan a las mujeres (y que más consultas suscitan en los centros especializados. Una que aparece, se queda para siempre y lo único que se puede tratar de hacer es disimularla y evitar que vaya a más. Hay que decir que los hombres también tienen celulitis.

6. La liposucción no logra eliminar la celulitis. Cierto. Moisés Martín Anaya explica que, tras una intervención de este tipo, que consiste en retirar los excedentes de grasa de alguna zona en concreto, la celulitis se queda, pero disimulada. Se nota menos, explica el cirujano, puesto que la piel tendrá menos tensión y el volumen será menor.

Por lo tanto, una vez que la celulitis hace su presencia, el tratamiento consiste en evitar que vaya a más. ¿Cómo podemos hacerlo? El doctor recomienda una alimentación lo más libre posible de azúcares refinados y baja en sal. Además, el ejercicio moderado y localizado en la zona, como las sentadillas para piernas y glúteos y los abdominales hipopresivos para vientre ayudarán a mantenerla a raya. También la medicina estética puede echar una mano, siendo la combinación de drenaje linfático con tratamiento láser uno de las combinaciones más recurrentes.

Más sobre

Leer más